Científicos de la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW), Australia, han diseñado un filtro de grafeno para obtener biometano del biogás.

El equipo de investigación, dirigido por el Dr. Rakesh Joshi de la Escuela de Materiales, Ciencia e Ingeniería de la UNSW, descubrió que las membranas de grafeno se pueden utilizar para extraer metano presente en el biogás generado durante la descomposición de materiales orgánicos en plantas de aguas residuales.

El descubrimiento ha sido elogiado como «una noticia positiva para las industrias de aguas residuales y energías renovables» por el Dr. Joshi.

La investigación muestra que es posible purificar el metano del biogás en un entorno de instalaciones de tratamiento de aguas residuales, creando una posible fuente adicional de energía renovable. El biogás es una mezcla de metano y otras impurezas y se produce durante la digestión anaeróbica.

Lectura sugerida

Cómo el biometano puede ayudar a convertir el gas en una fuente de energía...

Las nuevas tecnologías como el biometano y el hidrógeno pueden ayudar a reducir las emisiones de carbono reemplazando el gas natural convencional con combustibles alternativos de bajas emisiones.

 

El Equipo de UNSW trabajó en colaboración con Sydney Water para demostrar con éxito un filtro a escala de laboratorio basado en grafeno que puede eliminar más del 99% de la materia orgánica natural que queda durante el tratamiento convencional del agua potable.

«Estamos trabajando en estrecha colaboración con Sydney Water para convertir estos hallazgos en tecnología adaptable para plantas de tratamiento de aguas residuales», dijo el Dr. Joshi.

Lectura sugerida

Nación propone una planta de biogás para tratar la basura de Bariloche

En condiciones normales el vertedero recibe 6.000 toneladas de basura al mes. el proyecte comprende generar energía eléctrica para alimentar la ciudad.

 

«La investigación más reciente de nuestro grupo indica que es posible usar grafeno para extraer y refinar metano para reciclarlo y reutilizarlo como fuente de energía».

El Dr. Heri Bustamante, científico principal en tratamiento en Sydney Water, agregó: “Sydney Water actualmente usa biogás producido en el proceso de tratamiento de aguas residuales para generar energía. El uso de grafeno permitirá una mayor captura de metano para ampliar los usos potenciales más allá de los requisitos de nuestra empresa. La producción de metano para alimentar autobuses podría ser un posible uso futuro, por ejemplo. Esto contribuiría al potencial de crear una economía circular en Sydney Water».