La producción de biocombustibles por medio de la gasificación de biomasa residual fue recientemente validada exitosamente en el proyecto COMSYN de la UE. El rendimiento del proceso fue verificado en una prueba de 80 horas de duración en VTT, el centro finlandás para la invesitación técnica. La conversión de syngas a productos Fischer-Tropsch (FT) fue realizada por IneraTec GmbH.

El objetivo principal de la prueba fue estudiar y verificar el rendimiento del tren de limpieza de gas, y especialmente todo el proceso de síntesis de gasificación derivado de madera real.

«Las primeras pruebas de validación demostraron con éxito la eficiencia del concepto del proceso compacto de gasificación y síntesis, así como la obtención de productos FT, ceras y otros hidrocarburos», dijo el científico principal de VTT Pekka Simell.

La corteza triturada se gasificó en una unidad de lecho fluidizado con vapor como agente principal de gasificación. El gas en bruto derivado del proceso se filtró con filtros metálicos avanzados de GKN Sinter Metals Filters GmbH. Los alquitranes y los gases de hidrocarburos ligeros se reformaron utilizando el concepto de reformador por etapas desarrollado por VTT. La limpieza final del gas de síntesis reformado de azufre y otros contaminantes restantes se realizó a través de un robusto proceso de limpieza basado en sorbente desarrollado por VTT.

Lectura sugerida

Eni convierte una vieja refinería de petróleo en la segunda mayor planta de biocombustibles...

Localizada en el polo petroquímico de Gela, tiene una capacidad de producción de biocombustible de hasta 750.000 toneladas métricas al año.

 

El gas de síntesis ultra limpio se comprimió y condujo a la unidad de síntesis móvil de VTT llamada MOBSU, que utiliza la innovadora tecnología compacta Fischer-Tropsch de INERATEC. UniCRE, el Centro Unipetrol de Investigación y Educación, con la ayuda de VTT, recolectó dos productos, las corrientes de cera FT y de aceite FT, que serán refinados a combustibles de transporte de alta calidad.

Sobre la base de los resultados obtenidos, el Centro DLR Alemán Aeroespacial y dos empresas de ingeniería: Wood de Italia y ÅF-Consult de Finlandia, diseñarán plantas a escala industrial en el rango de 25.000 a 50.000 tn / año, así como valuaciones tecnoeconómicas y medioambientales, y estudios de casos comerciales.

COMSYN es un proyecto  de la UE Horizonte 2020 que demandará cuatro año, del 2017 a 2021, con un presupuesto de 5,1 millones de euros. El consorcio del proyecto consta de siete socios de cuatro países diferentes que combinan institutos de investigación, PYMES e industrias europeas del mas alto nivel.

Lectura sugerida

Anuncian la construcción de la primera biorrefinería de EEUU que convierte bagazo en etanol

Se ubicaría en el cinturón de caña de azúcar y podrá producir de 38.000 a 57.000 metros cúbicos por año de etanol celulósico.

 

COMSYN tiene como objetivo desarrollar un nuevo concepto de producción de BTL mediante un proceso compacto de gasificación y síntesis. Los costos de producción de biocombustibles se reducirán hasta en un 35% en comparación con las rutas alternativas, lo que se traduce en menos de 0,80 € / l de costo de producción de diesel.

El concepto de producción se basa en la conversión primaria distribuida de varios tipos de residuos de biomasa en productos líquidos intermedios a pequeña y mediana escala (10-50 kt / año de productos Fischer-Tropsch, unidades de 30–150 MW de biomasa) ubicadas cerca de donde se dispone de los recursos biomásicos. Los productos Fischer-Tropsch se actualizarán a combustibles en las refinerías de petróleo existentes, aportando los beneficios de la economía de escala al proceso general.

Este proyecto ha recibido financiación del Programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea en virtud del Acuerdo de subvención No 727476.