Las autoridades tailandesas han aprobado el uso de cannabidiol (CBD) y cáñamo en productos a base de hierbas, así como el cáñamo en alimentos y cosméticos.

El gobierno también eliminó los extractos de cannabis y cáñamo con un contenido de tetrahidrocannabinol (THC) de menos del 0.2% de la lista de sustancias narcóticas prohibidas, informó Cosmetics Design.

 

El CBD y el THC son los dos compuestos más comunes que se encuentran en el cannabis. El cáñamo (un miembro de la familia del cannabis) contiene una concentración muy baja de THC, el compuesto cannabinoide que contiene propiedades psicoactivas.

«La intención es permitir que los extractos se utilicen en medicina, cosméticos y alimentos, y apoyar el cáñamo como cultivo comercial», dijo el secretario general de la FDA, Tares Krassanairawiwong, según Bangkok Post.

Solo los extractos de cáñamo que contengan una cantidad de CBD y THC que no exceda de 0.01% a 0.2% en peso podrán usarse en productos y medicamentos a base de hierbas.

Lectura sugerida

La industria del cannabis medicinal florece en Colombia

El país busca posicionarse a la vanguardia del cultivo y producción de la planta.

 

El aceite de semillas de cáñamo, las semillas, los tallos, las fibras y la corteza seca también podrían usarse en la medicina tradicional, alimentos y cosméticos.

Las autoridades definieron al cáñamo como la planta Cannabis Sativa L, donde el contenido de THC no debe superar el 0,5% en peso de las flores y los tallos, y cuando se mide por el peso de las semillas, no puede superar el 0,3%, escribió Cosmetic Design .

Para proteger la industria emergente, solo a los productores locales con licencia habilitada se les permitirá participar en los próximos cinco años.

Lectura sugerida

La oportunidad del cannabis

El centro de producción e invesitgación de cannabis medicinal a instalarse en Jujuy podría ser el puntapié inicial para el desarrollo de un nuevo clúster.

 

Los productos elaborados con estas sustancias estar encuadrados como medicamentos o productos herbales según las leyes relacionadas y solo deberían usarse para tales fines.

Tailandia emitirá más regulaciones, establecerá criterios y estándares para su uso en productos a base de hierbas, medicamentos y cosméticos, dijo el secretario general de la Oficina de la Junta de Control de Narcóticos (ONCB), Niyom Termsrisuk.

En agosto, el país distribuyó su primer lote de aceite de cannabis medicinal a los hospitales, después de que la marihuana medicinal se legalizara el año pasado.

El Ministerio de Salud Pública de Tailandia recientemente otorgó permiso al Instituto de Investigación y Desarrollo Highland para cultivar cepas de cáñamo locales en las provincias de Chiang Mai, Chiang Rai, Nan, Tak y Phetchabun.