Venecia está experimentando con la tecnología del hidrógeno para impulsar la movilidad sostenible. En Mestre, como parte de los eventos organizados por la Fundación Japonesa de Italia para la ‘Semana de Japón’, el Municipio y la Ciudad Metropolitana de Venecia, Eni y Toyota firmaron un acuerdo para evaluar la construcción de una estación de repostaje de hidrógeno en el Municipio de Venecia.

Si el estudio de factibilidad, que comenzará de inmediato, es exitoso, los acuerdos establecen que Eni deberá determinar antes del 31 de diciembre  de 2019 en cual de las estaciones de servicio que posee en el área municipal de Venecia se instalará una boca de repostaje de hidrógeno, mientras que Toyota proporcionará una flota de 10 Mirai

Este acuerdo es parte de una colaboración existente entre Toyota, Eni, el Municipio y la Ciudad Metropolitana de Venecia, para implementar un proyecto experimental destinado a promover la movilidad sostenible en la región veneciana, que marcará un paso concreto hacia la creación de una red de distribución que permita la circulación de vehículos impulsados ​​por hidrógeno.

Lectura sugerida

Australia: Consiguen financiamiento para construir una planta que convierte biogás en hidrógeno y grafito

Hazer tiene como objetivo completar la construcción de la instalación en diciembre de 2020 y comenzar a operar en enero de 2021.

 

«En Venecia, una de las ciudades más resistentes del mundo», dijo Luigi Brugnaro, alcalde de Venecia, «partimos de la suposición de que la sostenibilidad ambiental siempre está unida al tema de los recursos económicos. Queremos demostrar que el cuidado del medio ambiente no debe ser percibido como un costo para la comunidad, sino como una fuerza impulsora detrás de la economía circular. Este es un ejemplo para Italia y Europa, que fue concebido en el corazón productivo e industrial de Porto Marghera. Con Eni y Toyota, implementaremos una asociación público-privada para promover la investigación y la innovación, lo que tendrá un impacto tangible».

«El hidrógeno es una molécula que ya usamos en nuestras actividades», dijo Giuseppe Ricci, director de marketing y refinación de Eni, «particularmente en el ciclo de biorefinación, donde se utiliza principalmente para eliminar oxígeno de materiales vegetales, aceites de cocina descartado, grasas animales y otros desechos que utilizamos para producir biocombustibles en Porto Marghera. También hemos comenzado a invertir en el estudio de tecnologías para producir hidrógeno a partir de residuos sólidos urbanos y plásticos no reciclables. El acuerdo firmado es un hito importante para un futuro bajo en carbono. El hidrógeno es una parte importante del proceso de descarbonización de Eni para reducir las emisiones de gases que cambian el clima».

Lectura sugerida

La Economía del Hidrógeno: el legado de los próximos juegos olímpicos

Japón quiere mostrar en los próximos Juegos Olímpícos el potencial del hidrógeno para convertirse en la energía de la próxima generación.

 

Agregó que «las estaciones de hidrógeno permitirán a Eni fortalecer su capacidad para ofrecer combustibles de bajo impacto ambiental. Eni posee una red de 4.400 plantas, donde 3.500 suministran Eni Diesel +, el combustible diesel que contiene el biocombustible producido en las biorrefinerías de Venecia y Gela, mientras que alrededor 200 plantas suministran metano, 2 de las cuales ya ofrecen GNL y pronto suministrarán biometano».

«Hoy es un día muy importante para el desarrollo de la infraestructura de reabastecimiento de hidrógeno en Italia, y estamos orgullosos de desempeñar nuestro papel, junto con Venecia y con Eni, dos socios excelentes, que comparten nuestros objetivos e ideales de sostenibilidad», declaró Mauro Caruccio, CEOde Toyota Motor Italia.

«Estamos convencidos del potencial del hidrógeno para avanzar en los procesos de descarbonización en la sociedad actual. Desempeñará un papel de liderazgo en el camino hacia la movilidad de cero emisiones y complementará otras soluciones tecnológicas electrificadas. Por esta razón, comenzamos a invertir en el desarrollo de la tecnología de celdas de combustible hace más de 20 años, y en 2014, presentamos Mirai, el primer sedán producido en masa impulsado por hidrógeno que fue el resultado de la evolución continua en la plataforma híbrida-eléctrica de Toyota», concluyó.