Llegó la hora de que Malasia descubra nuevos usos del aceite de palma para crear una mayor demanda del producto en un esfuerzo por estabilizar los precios del aceite de palma crudo, dijo la ministra de Industrias Primarias, Teresa Kok.

Por lo tanto, espera que al ministerio se le otorgue una asignación mayor de recursos en el próximo Presupuesto 2020 para ese propósito.

«Esperamos que se asignen más fondos para la investigación, particularmente en biojet combustible, así como productos médicos y de salud», dijo a los periodistas luego de la presentación del nuevo aspecto de la marca de aceite de cocina Alif.

También es optimista que la implementación del corte de gasoil con 20% de biodiesel, B20, a partir del próximo año, se lleve a cabo sin problemas, ya que esto ayudaría a elevar los precios del aceite de palma.

En ocasiones anteriores, Kok ha manifestado que el aceite de palma viene enfrentando continuamente varios desafíos, y se ha relacionado con el tema de la deforestación, la pérdida de biodiversidad, y hasta ha sido etiquetado como insalubre.

Lectura sugerida

La mayor productora de palma con planes de expandirse América Latina

Sime Darby Plantation Bhd. busca comprar refinerías en América Latina mientras lidia con bajos márgenes y costos crecientes en la producción.

 

«Debemos darnos de cuenta de la importancia de esta industria, es necesario reunir a los malayos para comprender los beneficios del aceite de palma, su contribución a la nación y continuar apoyando a la industria local», dijo.

Además de aumentar la demanda local, los malayos deben unirse para apoyar y defender la industria, dijo.

Lectura sugerida

¿Qué es el aceite de palma sostenible?

El aceite de palma tiene múltiples usos, desde cosméticos hasta alimentos y jabón, lo que implica una gran demanda y una enorme responsabilidad ambiental.

 

Kok también reiteró que la certificación del Aceite de Palma Sostenible de Malasia (MSPO) también podría ayudar a impulsar los precios locales del aceite de palma, ya que había recibido reconocimiento internacional, entre ellos de Japón, que organizará los Juegos Olímpicos de Verano en Tokio el próximo año.

A nivel local, dijo que la certificación se ha vuelto más importante a medida que los consumidores en todas las industrias se están volviendo más sofisticados y exigentes.

“Se dice que los millennials, que son la próxima generación de consumidores con poder adquisitivo, prefieren las marcas que producen productos sostenibles.

«Por lo tanto, el camino a seguir para la mayoría de las empresas de marcas de consumo es garantizar que los clientes estén bien informados sobre los esfuerzos de sostenibilidad que las empresas realizan para producir sus productos», concluyó.