La Agencia Australiana de Energía Renovable (ARENA) aprobó el financiamiento de U$S 9.41 millones en fondos a Hazer Group Ltd. para la construcción y operación de una innovadora planta de producción de hidrógeno en Munster, Australia Occidental.

La compañía de energía renovable de Australia Occidental, Hazer tiene en carpeta la construcción de una planta de 100 toneladas por año, presupuestada en U$S 15.8 millones, para demostrar su tecnología patentada de producción de hidrógeno y grafito a partir de biogas obtenido del tratamiento de aguas residuales.

El Proceso Hazer es una tecnología innovadora que convierte el biometano en hidrógeno renovable y grafito utilizando un catalizador de mineral de hierro, creando una vía alternativa a los enfoques tradicionales de obtención de hidrógeno por reforming y electrólisis.

Hazer venderá el hidrógeno renovable para aplicaciones industriales y está explorando mercados para el grafito renovable como sustituto de carbón negro, carbón activado y ánodos de batería. Hazer tiene como objetivo aprovechar los desechos o las corrientes de biogás de bajo valor, como las plantas de tratamiento de aguas residuales, los vertederos y otras desechos industriales para producir hidrógeno y grafito de mayor valor.

Lectura sugerida

Surge en el Reino Unido un proyecto de economía circular para obtener hidrógeno

Se trata del primer proyecto comercial del Reino Unido para convertir plásticos en hidrógeno para uso en tranporte y generación eléctrica.

 

Hazer ha identificado la ubicación propuesta para el proyecto en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Woodman Point, propiedad de Western Australian Water Corp., ubicada en Munster, Australia Occidental. Para ello han firmado un Memorando de Entendimiento en el suministro de biogás y la localización del proyecto.

Hazer tiene como objetivo completar la construcción de la instalación en diciembre de 2020 y comenzar a operar en enero de 2021.

La financiación de ARENA depende de que se ejecute un acuerdo de financiación sujeto a condiciones que incluyen el acuerdo de suministro de biogás, de consumo de hidrógeno y la provisión de los fondos necesarios para la finalización del proyecto. La financiación representará el 41 por ciento de los costos totales, incluida una contribución a los costos operativos.

El CEO de ARENA, Darren Miller, dijo que el proyecto de Hazer representa una forma nueva e innovadora de producir hidrógeno renovable, que se alinea con la nueva prioridad de inversión de ARENA centrada en acelerar la tecnología de hidrógeno renovable.

“El hidrógeno renovable generalmente se produce al dividir las moléculas de agua utilizando electricidad renovable. Sin embargo, el proceso de Hazer representa una forma alternativa de producir hidrógeno utilizando biogás procedente de plantas de tratamiento de aguas residuales. Si tiene éxito, este proyecto ofrecerá oportunidades para replicar la tecnología en otras plantas de tratamiento y rellenos sanitarios por toda Australia”, dijo.

«Esta tecnología podría ayudar a establecer a Australia como un exportador de hidrógeno, y abrir nuevas oportunidades de mercado a partir del grafito que se produce como un subproducto del proceso de producción de hidrógeno», dijo Miller.

El Director Gerente de Hazer, Geoff Ward, dijo: “Estamos encantados de haber progresado a través ARENA y haber sido seleccionados para recibir fondos. Agradecemos el apoyo del gobierno australiano a través de la importante fase de desarrollo comercial de esta novedosa tecnología australiana».

Lectura sugerida

La Economía del Hidrógeno: el legado de los próximos juegos olímpicos

Japón quiere mostrar en los próximos Juegos Olímpícos el potencial del hidrógeno para convertirse en la energía de la próxima generación.

 

«Hay un interés muy significativo en el potencial para que el hidrógeno desempeñe un papel importante en la economía australiana al proporcionar almacenamiento de energía, servicios de soporte y en la red eléctrica, en el uso directo como combustible para transporte y como fuente de calor y energía de baja emisión. La finalización de la planta de demostración comercial de Hazer es un paso clave para demostrar la solidez y el valor de nuestra tecnología y posicionar a Hazer para capturar oportunidades en este importante mercado en crecimiento”.

El año pasado, ARENA encargó un informe de ACIL Allen Consulting para analizar las oportunidades de Australia en las exportaciones de hidrógeno. El informe encontró que Australia está en una posición sólida para convertirse en un exportador líder de hidrógeno, ya que la demanda global aumentará en la próxima década, prediciendo que la industria de exportación de hidrógeno de Australia podría generar U$S 1.700 millones anuales y crear 2.800 empleos para 2030.

ARENA ha respaldado el creciente enfoque de Australia en el hidrógeno como fuente alternativa de combustible. Anunció recientemente U$S 950.000 en fondos para la compañía de gas BOC para un proyecto de producción y reabastecimiento de hidrógeno renovable en Queensland. ARENA también ha apoyado el centro de hidrógeno de Toyota en su antigua planta de fabricación de automóviles en Altona, la microrred de hidrógeno de ATCO en WA y la demostración de gas de red a red de Jemena en el oeste de Sydney. El año pasado, ARENA otorgó U$S 22,1 millones a 16 proyectos de investigación de hidrógeno.

ARENA también está contribuyendo a la Estrategia Nacional de Hidrógeno dirigida por el Científico Jefe Alan Finkel.