Las microperlas de plástico fueron prohibidas en los geles de ducha y pasta de dientes en el Reino Unido el año pasado, pero aún podrían estar escondidas en su protector solar o lápiz labial.

Ahora, la start up Naturbeads, en colaboración con la Universidad de Bath, está trabajando con varias empresas para reemplazar los microplásticos presentes en estos productos con microperlas biodegradables de origen celulósico.

Se estima que 30.000 toneladas de microplásticos contenidas en productos de consumo terminan en los océanos cada año. Esto es equivalente a tres veces la Gran Isla de Basura del Pacífico, o la contaminación plástica generada por 5 mil millones de botellas descartables.

Algunos de estos microplásticos son consumidos por la vida marina, pasando por la cadena alimentaria y terminando en nuestros propios platos.

Lectura sugerida

Con eje en la sostenibilidad, Michelle Pfeiffer busca transformar la industria de los perfumes

Mientras que los cosméticos más seguros han transformado la industria de la belleza, "el mundo de la fragancia fina sigue siendo una caja negra",...

La tecnología para crear las microperlas de celulosa fue desarrollada en la Universidad de Bath por los profesores Janet Scott y Davide Mattia del Centro de Tecnologías Químicas Sostenibles en 2017.

Naturbeads ahora ha recibido fondos del UK Research and Innovation (UKRI) y Sky Ocean Ventures (SOV), a través del Plastic Research and Innovation Fund.

La empresa recibirá 637.000 euros para construir y probar un prototipo para la fabricación de microperlas de celulosa utilizadas en productos cosméticos y de cuidado personal.

Biodegradable alternative to replace microplastics in cosmetics and toiletries
Los creadores de Naturbeads, Davide Mattia, Giovanna Laudisio y Janet Scott.

Jamie Rowles, Jefe de Inversión de Sky Ocean Ventures, dijo: “A pesar de algunas prohibiciones legislativas, las microperlas de plástico dañinas todavía se encuentran en una gama de productos y continúan filtrándose en nuestros entornos. Encontrar reemplazos equivalentes a estos tipos de plásticos de bajo costo ha sido un desafío para la industria”.

“Al invertir en Naturbeads, podemos respaldar una tecnología altamente innovadora y un equipo emprendedor apasionado que tiene como objetivo proporcionar una alternativa biodegradable que pueda funcionar como los plásticos, y garantizar que muchos productos no dejen residuos dañinos en nuestros entornos».

Lectura sugerida

Utilizando residuos para elaborar cosméticos

Investigadores de Ceit-IK4 trabajan en un proyecto que permitirá transformar residuos sólidos urbanos y lodos de depuradora en un componente básico utilizado tanto en cosmética, alimentación o bioplásticos.

El profesor Davide Mattia, del Centro de Tecnologías Químicas Sostenibles de la Universidad de Bath y cofundador de Naturbeads, dijo: “Nuestras microperlas se producen utilizando celulosa, el material biológico más abundante en la Tierra, y del qué están hechas las plantas y los árboles”.

«Estamos entusiasmados de ver nuestra tecnología implementada comercialmente y de contribuir a reducir la contaminación plástica en nuestros océanos».