El boom de consumo de etanol que está viviendo Brasil llevó a que los ingenios destinen más caña en el proceso de molienda a la elaboración del biocombustible provocando que la producción de azúcar en la principal región productora del país caerá a un mínimo de 14 años, có la agencia publicó Bloomberg en su portal.

La agencia indicó que Unica, una organización que nuclea a los distintos eslabones de la cadena sucroalcoholera, espera que la producción de azúcar en la región Centro-Sur caiga un 5,7% interanual a 25 millones de toneladas, la más baja desde la campaña 2005-06.

El portal destacó que la entidad planea presentar el nuevo pronóstico a un comité gubernamental que supervisa la oferta de etanol.

Lectura sugerida

Sudafrica busca en el etanol el remedio a la crisis del sector azucarero

Desde que se introdujo el impuesto al azúcar, la industria ha perdido alrededor de US$ 93 millones en ingresos con pérdidas inminentes de empleos.

 

Los ingenios brasileños se han enfocado en producir más biocombustible luego de que las abundantes cosechas de Tailandia y la India dejaron un exceso de oferta en el mercado mundial, lo que derivó en una abrupta caída de los precios.

El contrato 11 de futuros de azúcar cruda comercializados en Nueva York cerró el viernes en 11,16 centavos de dólar por libra, aproximadamente la mitad de los 22, 53 centavos de dólar por libra valor registrado hace tres años.