Mediante el uso de nanocápsulas, los científicos y socios industriales están desarrollando prendas innovadoras y productos para la piel que brindan comodidad térmica y propiedades antienvejecimiento y antimicrobianas.

Los socios del proyecto han probado el rendimiento de los productos que han desarrollado para garantizar la seguridad y la biocompatibilidad de los usuarios finales. Los ejemplos demostrados incluyen prendas con capacidad de gestión térmica, cremas con propiedades antioxidantes y tejidos con actividad antibacteriana.

Lectura sugerida

La industria del jean se tiñe de verde

Según algunas estimaciones, se pueden necesitar miles de litros de agua y una gran cantidad de energía para hacer un pantalón de jean. 

 

El medio digital «Open Access Government» publicó que el proyecto utiliza la tecnología de nanoencapsulación «para ofrecer productos naturales en aplicaciones del cuidado de la piel, con mayor eficiencia y beneficios de costos». En la misma noticia, la coordinadora del proyecto Carla Silva, directora de tecnología en el Centro de Nanotecnología y Materiales Inteligentes, explica la tecnología en detalle: «Para las prendas en contacto directo con el cuerpo y deportivas, en las que la comodidad de la piel es de gran importancia, las nanocápsulas sin liberación cargadas con parafina permitirán la gestión térmica de acuerdo con la temperatura de el medio ambiente, sin duda, los textiles se sentirán más cálidos a bajas temperaturas y más frescos durante el verano». Según el análisis de calorimetría diferencial de barrido, el mismo efecto se mantiene incluso después de varios ciclos de lavado.

Cóctel de antioxidantes y vitaminas

«También se desarrollaron cremas con nanocápsulas de liberación activa que contienen un cóctel de vitaminas y antioxidantes para el cuidado de la piel contra el envejecimiento, con actividad antioxidante comprobada», agrega la misma noticia. «Para prevenir y mitigar las infecciones bacterianas en la piel, también se desarrollaron lociones y textiles con nanocápsulas de liberación dirigida, que están cargadas con aceites esenciales». Estas telas continuaron demostrando una alta actividad antimicrobiana después de varios ciclos de lavado.

Lectura sugerida

Inventan ropa interior para usar semanas sin lavar

Contiene un recubrimiento que mata el 99.9% de las bacterias y olores. Se reduce el desperdicio de agua y energía, y está elaborada con telas recicladas.

 

Programado para finalizar en septiembre de 2019, el proyecto SKHINCAPS (SKin Healthcare by Innovative NanoCAPsuleS) promete transformar las industrias textil y cosmética mediante el desarrollo de productos funcionales con nanocápsulas biocompatibles incorporadas. Un ejemplo de producto son las prendas interiores con materiales de cambio de fase (PCM). Estas telas tienen una función de regulación térmica que mantiene a los usuarios frescos o retiene el calor de su cuerpo.

Fuerte potencial de mercado

Los socios del proyecto esperan que sus telas con PCM se utilicen en ropa para bebés y ancianos, prácticas deportivas y textiles para el hogar. Otras aplicaciones incluyen cremas con un efecto antienvejecimiento, y lociones y textiles cargados con aceites esenciales naturales para prevenir o incluso mitigar las infecciones bacterianas en la piel del usuario final.

También creen que estos textiles serán no grasos, cómodos y seguros para los usuarios, con un potencial real para una fuerte demanda del mercado. Dicen que los productos cosméticos desarrollados por SKHINCAPS serán naturales y no causarán ningún efecto secundario durante el tratamiento antimicrobiano. El equipo del proyecto podrá tratar eficazmente las infecciones tópicas sin provocar resistencia bacteriana.