El Dr. Antony Dodd, profesor titular de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Bristol del Renio Unido y autor principal del artículo, dijo: «Esta investigación conceptual sugiere que, en el futuro, podríamos ser capaces de refinar el uso de algunos productos químicos que se utilizan en la agricultura aprovechando el reloj biológico en las plantas. Los enfoques de este tipo, que combinan la biotecnología con la agricultura de precisión, pueden proporcionar beneficios económicos y ambientales».

En un nuevo artículo, publicado el 16 de agosto de 2019 en la revista Nature Communications, los investigadores encontraron que la muerte del tejido vegetal y la desaceleración del crecimiento resultante que causa el herbicida glifosato depende del momento en que se aplica el herbicida y del Reloj biológico.

Lectura sugerida

Con ayuda de la nanotecnología logran optimizar el uso de agroquímicos

Las cápsulas dosifican en forma más controlada y efectiva, disminuyendo la cantidad de producto que normalmente no es absorbido y cae a los suelos.

Crucialmente, el reloj biológico también condujo a un cambio diario en la cantidad mínima de herbicida que se necesita para afectar la planta, por lo que se necesitaba menos herbicida en ciertos momentos del día. Esto brinda la oportunidad de reducir la cantidad de herbicidas utilizados, ahorrando a los agricultores tiempo, dinero y reduciendo los impactos ambientales.

Lectura sugerida

Inglaterra ya tiene su trigo tolerante a sequía

Las plantas de trigo diseñadas para tener menos estomas en sus hojas pueden sobrevivir mejor a condiciones de sequía.

En medicina, la «cronoterapia» considera el reloj corporal al decidir el mejor momento para administrar un medicamento o tratamiento. Esta nueva investigación sugiere que se podría adoptar un enfoque similar para la práctica agrícola futura, aplicando tratamientos de cultivo en los momentos más apropiados para ciertas especies de malezas o cultivos.

La aplicación de una técnica de cronoterapia agrícola podría tener un papel futuro en la intensificación sostenible de la agricultura requerida para alimentar a la creciente población mundial.