La Unión Europea impuso aranceles al biodiesel de Indonesia para contrarrestar los supuestos subsidios a los productores en el país, con el riesgo de represalias por parte del gobierno indonesio.

Los aranceles impuestos por la UE a los exportadores indonesios del biocombustible elaborado a partir de aceites vegetales y grasas animales para su uso en motores diesel, varían del 8% al 18%, dijo el martes la Comisión Europea, el brazo ejecutivo del bloque.

Los gravámenes son el resultado preliminar de una investigación de la UE sobre las afirmaciones de la industria europea del biodiésel de que el gobierno indonesio brinda ayuda que distorsiona el comercio a empresas como PT Ciliandra Perkasa, PT Wilmar Bioenergi Indonesia y PT Musim Mas.

Lectura sugerida

Indonesia: Gobierno quiere mezcla de 30% de biodiesel en enero de 2020

“Quiero que para enero de 2020 ya nos hayamos mudado a B30. Y para fines de 2020, saltemos a B50”, dijo el presidente del país, Joko "Jokowi" Widodo.

«Las importaciones subvencionadas de biodiesel indonesio están causando una amenaza de daño importante a la industria de la unión», dijo la comisión con sede en Bruselas en su Diario Oficial. Los aranceles antisubvenciones entrarán en vigencia el miércoles, durarán cuatro meses y pueden prolongarse por cinco años.

Consulta de subsidio

Los impuestos a la importación son el último giro en una larga disputa comercial de la UE con Indonesia por el biodiesel y reflejan una pelea que el bloque ha tenido con Argentina.