Un informe  publicado recientemente por el gobierno de Jersey, sobre la recolección de algas marinas y la acuicultura ha resaltado que la especie ulva, que generalmente abunda en esta isla en verano, es uno de los mejores candidatos para producir biocombustibles renovables a partir de plantas.

La investigación viene evaluado el uso potencial de diferentes algas marinas para este propósito porque tendrían la ventaja de proporcionar biocombustibles ecológicos, sin ocupar tierras agrícolas que se utilizan para cultivar alimentos.

»Esta forma de producción de combustible todavía está en su fase de investigación. Se están realizando importantes inversiones en el desarrollo de esta tecnología en el Reino Unido, Irlanda y Noruega, así como en Japón, China y Estados Unidos», dice el informe.

Lectura sugerida

Las algas cada vez cerca de la mesa

Diferentes tipos de algas, que crecen en el mar y son muy ricas en nutrientes, pronto llegarán a un plato cerca de usted. Muchos...

«Esto se debe a los objetivos internacionales sobre el clima y las emisiones, así como al deseo de evitar poner tierras agrícolas en la producción de combustible y, por lo tanto, reducir la producción de alimentos».

Agrega que varias especies que crecen en Jersey podrían usarse para desarrollar biocombustibles, especialmente la lechuga de mar. ahora infame, que, debido a sus altos niveles de azúcar, podría usarse para producir bioetanol y biogás.

«Sin embargo, la producción comercial de bioenergía aún no está cerca del despliegue a una escala y precio adecuados para Jersey», agrega el informe.

»La investigación está en curso y, aunque en condiciones de laboratorio se han logrado buenos rendimientos, el desafío de replicarlos de manera continua en un entorno industrial es significativo.

»Considerando también los costos del cultivo, la recolección, el secado y la mezcla con los desechos terrestres como una propuesta puramente financiera, hay desafíos importantes que superar».

«Sin embargo, si el despeje de Ulva de la Bahía de St Aubin’s se considera un requisito para Jersey en el futuro, entonces los costos de alimentación de una planta de bioetanol o digestión anaeróbica se reducen en cierto grado».

El informe dice que los ensayos en Japón han descubierto que la lechuga marina es una de las algas marinas más fáciles de descomponer para producir biocombustibles y esto se puede hacer almacenándola a una temperatura de 4°C durante un mes.

Y agrega que mezclar Ulva biodigerida con residuos de la producción ganadera en proporciones que van desde el 25% al ​​75% podría producir una ‘mezcla óptima’ para producir biogás de metano.

El informe dice que el plazo para que la tecnología esté madura probablemente sea de al menos diez años a partir de ahora, con el primer uso de biocombustibles en jurisdicciones más grandes, como Escocia, Irlanda y Noruega, al menos dentro de cuatro años.

Lectura sugerida

Startups alimenticias ven a las algas como una fuente de proteína verde

Cultivar de manera económicamente rentable y sostenible.podría contribuir a la demanda futura de proteínas, de cara a una población en crecimiento.

Recientemente, el ministro de Medio Ambiente, John Young, presentó propuestas para actualizar las normas de recolección de algas marinas de Jersey que actualmente limitan técnicamente la recolección entre febrero y abril.

El nuevo régimen, sujeto a la aprobación de los Estados, debería entrar en vigencia este otoño boreal. Proporcionaría un límite en la cantidad de cosecha personal y comercial y permitiría la recolección durante todo el año.

Francis Binney, del Departamento de Recursos Marinos, dijo que se esperaba que el nuevo régimen permitiera el florecimiento de los negocios de recolección de algas.

«Hay empresas que se sentían incómodas de operar fuera de la ley, por lo que tener esto en funcionamiento ahora las hará crecer y desarrollarse», dijo.

Agregó que la lechuga de mar y la maleza de tormenta, que se usa para fertilizar los cultivos de papa, estarían exentas de las regulaciones debido a su abundancia en la isla.