Mientras China le da la espalda al etanol estadounidense, en medio de una persistente disputa comercial, Brasil considera abrir sus puertas al biocombustible proveniente desde Estados Unidos.

Las autoridades brasileñas están debatiendo si ceden a la solicitud de Washington de eliminar los aranceles de importación de etanol como una manera de facilitar las conversaciones para un acuerdo comercial bilateral con EEUU., dijeron dos personas con conocimiento directo del asunto. Un acuerdo comercial amplio beneficiaría a numerosos productos brasileños y podría anunciarse en octubre.

Los funcionarios del Ministerio de Economía de Brasil están dispuestos a eliminar las barreras al etanol, mientras que los del Ministerio de Agricultura, más proteccionistas, presionan para renovar las cuotas de importación actuales con aranceles cero, dijeron las personas, quienes solicitaron no ser identificadas porque las conversaciones son privadas.

La ministra de Agricultura de Brasil, Tereza Cristina, confirmó que existe una discusión dentro del gobierno. Todavía no hay una decisión, dijo, y puede que no haya una hasta fin del mes, cuando finaliza la cuota.

Lectura sugerida

EEUU: etanol de maíz llega a Japón con más valor agregado

Acaba de arrivar a Japón el primer embarque de ETBE nortemaricano, luego que el etanol de ese país haya sido calificado como materia prima sustentable.

«Cualquier apertura del mercado puede hacerse gradualmente para no dañar el sector de Brasil», dijo la ministra a la prensa el lunes en un evento en São Paulo.

Hace dos años, Brasil impuso un arancel del 20% a los envíos de etanol de EEUU. que exceden una cuota anual de 600 millones de litros (158 millones de galones) después de que aumentaron las importaciones estadounidenses de etanol de maíz que desbordaron el mercado brasileño y bajaron los precios.

Un acuerdo de biocombustibles entre ambos países sería un alivio para la industria del etanol de EEUU., acosada por un exceso de oferta y los márgenes más débiles en más de 15 años. Los productores estadounidenses se habían expandido rápidamente para satisfacer la creciente demanda china, pero luego quedaron sin compradores en medio de la guerra comercial del presidente estadounidense, Donald Trump, con Pekín.

Lectura sugerida

Brasil: Bunge y BP confirman asociación para negocios de azúcar y etanol

Se trata del mayor acuerdo en el sector de bioenergía de Brasil desde el 2011, cuando Royal Dutch Shell unió fuerzas con Cosan para formar Raízen.

Tendría que tomarse una decisión a fines de este mes, cuando la cuota de importación expire y un arancel del 20% volvería a entrar en vigor sobre todas las importaciones, dijeron las personas. El grupo de la industria de la caña de azúcar de Brasil, Unica, y los ministerios de Economía y Agricultura no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

La administración del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, excluiría al menos algunos envíos estadounidenses de etanol del impuesto del 20% para preservar las relaciones, dado que el gigante sudamericano se esfuerza por abordar otras quejas comerciales de EE.UU., según las personas. En marzo, Brasil acordó abrir una cuota de importación de trigo de 750.000 toneladas al año libres de impuestos, una medida que la Wheat Associates de EEUU. considera que podría beneficiar a los agricultores estadounidenses.

En el peor de los casos, el Ministerio de Economía ampliaría la cuota de 600 millones de litros para ganar más tiempo para negociar, dijeron las personas.

Brasil fue el principal destino de los envíos estadounidenses de maíz y etanol el año pasado, con importaciones sobre 1.700 millones de litros.

Bloomberg/Yahoo.