Solo en EEUU. se tiran cada año unos 300 millones de pares de zapatos y zapatillas a la basura. Si bien varias marcas y tiendas minoristas han introducido programas para desarmar y reutilizar las partes de las zapatillas que no están en condiciones de ser donadas, muchas personas todavía continúan arrojando sus viejas zapatillas a la basura.

«La industria ha hecho grandes avances para mejorar las prácticas en los últimos años», dice Michael Belgue, director creativo y vicepresidente de creatividad en Native Shoes, una firma canadiense de calzados que busca reducir la huella ambiental del calzado.

Lectura sugerida

Reebok «cultiva» zapatillas a base de plantas

Se trata de calzado deportivo elaborado a base de algodón orgánico y maíz. La zapatilla sera 100% compostable y forma parte de la iniciativa "Cotton + Corn"

Dato triste: las suelas de goma pueden demorar más de 80 años en desintegrarse, si es que lo hacen.

Para iniciar su camino hacia la sostenibilidad, la compañía presentó su programa Remix Project en 2018.

«Como parte del programa, recolectamos y reciclamos zapatos desgastados de la marca Native», dice Belgue. «La composición única de nuestros zapatos se puede transformar en un material versátil que es útil en la creación de asientos y pisos».

Los clientes pueden dejar sus zapatos en cualquier tienda Native Shoes o en varios de los socios minoristas de la marca. En línea, Zappos For Good también acepta devolución de zapatos, sin gastos de envío.

Y el equipo de Native Shoes ha llevado su programa un paso más allá con el lanzamiento de un estilo de calzado unisex que es biodegradable, apto para vegetarianos e incluso puede ir en su contenedor de compost. Se llama The Plant Shoe.

«The Plant Shoe se inspiró en la misión de Native Shoes para que, para el 2023, cada etapa en el ciclo de vida del producto sea gestionado 100%», dice Belgue. “Las zapatillas son un producto complejo hecho con docenas de componentes, muchos de los cuales requieren mucha energía para ser producidos y no se descomponen en el medio ambiente. Era importante para nosotros ver cómo podríamos diseñar un zapato que produjera cero desperdicios, observando el ciclo de vida completo del zapato desde el principio hasta el final.

“Nos inspiramos para crear algo que no necesite ser reutilizado o reciclado, sino que genera cero desperdicios. Algo que nazca de la tierra y pueda volver a ella».

Belgue dice que el equipo de Native Shoes transitó dos años de investigaciones y pruebas exhaustivas de materiales para culminar en la confección de The Plant Shoe.

«Es la primera zapatilla 100% biodegradable, completamente libre de animales, basada en plantas», dice Belgue sobre el estilo simple.

El Plant Shoe se vende al por menor por US$ 250 y está disponible en un solo color -un suave blanco natural – con tamaños que van desde 8 a 13 para hombres y de 5 a 10 para mujeres. La silueta elegante está elaborada con una gran cantidad de materiales naturales interesantes, como corcho, sisal, lino orgánico, eucalipto y cáscara de piña.

Lectura sugerida

H&M lanza una nueva colección de ropa sostenible son telas hechas de frutas y...

Piñatex, el nuevo material se unirá al poliéster reciclado y al algodón orgánico en la colección 35-style que estará a la venta la próxima semana.

Todo el zapato se mantiene unido con hilo de yute empapado en aceite de oliva y pegamento natural a base de látex. La mezcla única de materiales ayuda a hacer que el calzado sea completamente biodegradable, dice Belgue.

«La zapatilla puede ser compostable por el consumidor, lo que significa que los clientes pueden colocarlo en su contenedor verde donde se descompondrá a un ritmo más rápido a través del compostaje aeróbico o comercial, debido a la capacidad del látex puro de Hevea para descomponerse por completo naturalmente mediante los microorganismos que se replican activamente en un entorno de compost «, dice.

Por lo tanto, ahora puedes sentirte un poco mejor, y más ecológico cuando vayas a reemplazar esas viejas y gastadas zapatillas que estás usando.