Seara Alimentos, la unidad de alimentos procesados ​​de JBS – el mayor productor de proteínas animales del mundo – anunció que planea invertir 180 millones de reales (U$S 47.5 millones) para construir una nueva planta de biodiesel que ingresaría al servicio en 2021.

De esta forma la compañía buscará sacar provecho del acelerado impulso a los biocombustibles que está llevando a cabo el gobierno de Brasil, según publico la agencia Reuters.

La nueva unidad utilizará para la producción de biodiesel grasas y restos de carne de cerdo y de aves de corral como materia prima. JBS agregó que la nueva planta será construída en el estado de Santa Catarina y permitirá duplicar la capacidad de producción del biocombustible de la compañía a más de 600 millones de litros por año.

Lectura sugerida

EEUU: avanza el proyecto para convertir glicerina en bio-propilenglicol

Aseguran que el proceso es competitivo con el derivado de petróleo. En 2016 el mercado del químico alcanzó los U$S 4.470 millones.

«Para 2023, RenovaBio (el programa de biocombustible más ambicioso del mundo) requerirá una mezcla mínima de biodiesel en el gasoil de 15%», dijo Alexandre Pereira, director de JBS Biodiesel. Actualmente la mezcla mínima obligatoria es del 10%.

La soja es la principal materia prima para la producción de biodiesel en Brasil.

Lectura sugerida

Glastonbury, el festival de música y fuegos artificiales que vibró con biocombustibles

Los fanáticos enloquecieron con la Pangea de Arcadia donde sus mega-estructuras de material reciclado arrojaron bolas de fuego al cielo nocturno.

JBS ya opera otras dos plantas de biodiesel en el país que funcionan principalmente con sebo vacuno. Con su tercera unidad en marcha, JBS buscará fortalecer su posición entre los 10 mayores productores de biodiesel de Brasil.

El año pasado, las ventas de JBS de ese tipo de combustible aumentaron en un 25% a 260 millones de litros, según el comunicado.