El líder de Pink Floyd, David Gilmour, puso a la venta la más completa colección de guitarras jamás ofrecida en una subasta, según informó la legendaria casa de subastas londinense Christie’s, con el propósito de recaudar fondos para una organización sin fines de lucro que lucha contra el cambio climático.

Gilmour, guitarrista, cantante y compositor de la legendaria banda de rock inglesa Pink Floyd recaudó por sus guitarras U$S 21,5 millones y anunció que todas las ganancias serán donadas a ClientEarth, una organización ambientalista sin fines de lucro fundada en 2008, que cuenta con oficinas en Londres, Bruselas, Varsovia, Berlín y Pekín. ClientEarthe lucha contra el cambio climático y protege la naturaleza y el medio ambiente.

Gilmour escribió en su cuenta de twitter que eligió ClientEarth porque «la crisis climática global es el mayor desafío que enfrenta la humanidad, y estamos a pocos años de que los efectos del calentamiento global sean irreversibles».

Lectura sugerida

Otro ladrillo en la pared – Otro barril de biodiesel en el tanque

Los recitales del músico inglés estarán enmarcados dentro de la campaña “Reduce tu Huella” cuyo objetivo es mitigar el efecto que tienen los espectáculos en general y hacer de la industria del entretenimiento una herramienta de concientización.

El CEO de ClientEarth, James Thornton, expresó su gratitud por la donación de Gilmour en una declaración: «Este es un gesto verdaderamente humilde y extraordinario que va más allá de nuestras expectativas más increíbles. Es difícil expresar lo agradecidos que estamos con David por haber elegido a ClientEarth como beneficiario en esta histórica subasta».

subasta guitarras david gilmour
Imagen que muestra varias de las guitarras de la leyenda del rock David Gilmour. Fotografía: EFE.

«Necesitamos un mundo civilizado que continúe para todos nuestros nietos y más allá, en el que se puedan tocar estas guitarras y cantar canciones», dijo Gilmour en Twitter.

Gilmour subastó un total de 126 artículos, incluida la icónica guitarra «black strat», por U$S 3.975.000 millones, superando con creces su estimación de preventa en U$S 150,000. Gilmour había adquirido ese instrumento en Nueva York en 1970, y lo utilizó para grabar «Dark Side of the Moon», según dijo Caitlin Graham, uno de los especialistas de Christie’s.

La «Black Strat», una Fender Stratocaster del 1969 que Gilmour modificó posteriormente, fue adquirida por el dueño del equipo de Fútbol Americano Indianapolis Colts, Jim Irsay. La suma fue el mayor valor pagado por una guitarra en una subasta, según informó Christie’s.

Lectura sugerida

El recital de Paul McCartney se energizó con biodiesel santafesino

Los generadores que suministraron energía funcionaron con biodiesel elaborado a partir de el aceite de cocina recolectado por la Liga Bioenergética.

Irsay también se quedó con una guitarra acústica de seis cuerdas de CF Martin que figuraba en las pistas de Pink Floyd «Wish You Were Here» y «Shine On You Crazy Diamond».

El récord anterior pagado por una guitarra en una subasta ascendía a U$S 2,7 millones por una Fender Stratocaster firmada por 19 músicos, incluidos Sting, Paul McCartney, Eric Clapton y Jimmy Page que había sido subastada para recaudar fondos después del tsunami que asotó Asia en 2004.