El Departamento de Comercio de los Estados Unidos (DOC) emitió esta semana una decisión preliminar que prácticamente eliminaría los impuestos compensatorios sobre las importaciones de biodiesel desde Argentina.

El DOC ha hecho una revisión de «los cambios en las circunstancias» sobre estos aranceles, y descubrió que las modificaciones recientes en el régimen tributario de las exportaciones argentinas han eliminado los subsidios gubernamentales a los productores de biodiesel de su país.

De confirmarse la decisión, significaría que los derechos compensatorios sobre el biodiesel argentino que ingresa a los Estados Unidos caerían de un promedio de 72%, a alrededor del 10%. El DOC no propuso cambios en las tasas de derechos antidumping que actualmente promedian 75%.

El DOC impuso originalmente tasas de derechos compensatorios a finales de 2018, con valores que van desde el 71.45% a 72.28% y tasas de derechos antidumping que van desde 60.44% a 86.41%.

Lectura sugerida

Biocombustibles: Todo el mercado posible y todo el Estado necesario

El ex Director Nacional de Biocombustibles, Agustín Torroba, da su punto de vista sobre como debería funcionar un nuevo esquema jurídico de biocombustibles.

La solicitud de revisión del gobierno de Macri advierte que ha «disminuido significativamente el impuesto a la exportación de la soja y otros commodities derivados de la oleaginosa, e impuso un nuevo impuesto a la exportación de biodiesel», que justificaba una revisión por parte de los funcionarios estadounidenses.

Estados Unidos estableció las elevadas tasas con la excusa de nivelar el campo de juego para que los productores estadounidenses compitan con los productores que reciben subsidios gubernamentales en Argentina e Indonesia. Las importaciones de biodiesel de Argentina e Indonesia aumentaron 464% entre 2014 y 2016, según la Junta Nacional de Biodiesel, absorbiendo 18.3 puntos porcentuales en la participación del mercado a los productores estadounidenses.

En 2016, las importaciones de biodiesel de Argentina e Indonesia se valoraron en aproximadamente U$S 1,200 millones y U$S 268 millones, respectivamente, según informó el DOC.

Lectura sugerida

Exsecretarios de Energía proponen un nuevo paradigma productivo para la Argentina

Proponen que los líderes políticos diseñen una política energética que sea sostenida por mayorías parlamentarias, frenar la construcción de plantas nucleares y apostar por el gas y los biocombustibles. También quieren crear fondos anticíclicos para evitar las turbulencias cambiarias.

Kurt Kovarik, vicepresidente de asuntos federales de la Junta Nacional de Biodiesel (NBB), dijo en una declaración que la nueva acción propuesta por el DOC «parece ser una concesión sin precedentes e injustificada para los productores argentinos que amenaza con dañar seriamente a los productores estadounidenses de biodiesel y los agricultores de soja».

Kovarik agregó que su institución insiste que Argentina continúa «subsidiando masivamente» a su industria de biodiesel.

«La propuesta del DOC de eliminar las protecciones comerciales para los productores de biodiesel de EEUU y los productores de soja es difícil de entender en un momento en que la administración de Trump les está pidiendo que soporten enormes costos económicos de la guerra comercial con China», dijo.

«La medida de protección del DOC ha sido un punto brillante este año para los productores estadounidenses de biodiesel y los productores de soja que se vieron afectados negativamente por otras interrupciones del comercio. A pesar de la incertidumbre generada en noviembre pasado cuando el comercio lanzó esta revisión, los productores estadounidenses han dado un paso al frente, al incrementar la producción en casi todos los meses desde mediados de 2017».