Suecia pretende convertirse en un país neutro en emisiones de gases de efecto invernadero a más tardar en 2045. Sin embargo, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (PICC) de las Naciones Unidas estimado que sólo tenemos tan solo doce años para enfrentar el cambio climático.

Para examinar qué se necesita para reducir las emisiones de CO2 lo más rápido posible, Neste Oil y sus socios se dispusieron a convertir la isla de Lidö, en el archipiélago sueco, en una zona neutral para el clima en tan solo doce meses. Como resultado del proyecto Zero Island, las emisiones de la isla se redujeron en un impresionante 78 por ciento respecto a sus niveles anteriores.

“Los planes climáticos de Suecia son ambiciosos, pero el reloj no se detiene. En la lucha contra el cambio climático necesitamos todos los medios posibles. Esto incluye nuevas asociaciones y la voluntad de trabajar en una visión compartida de reducir las emisiones y desarrollar la sostenibilidad.

El proyecto Zero Island demuestra que si trabajamos juntos como instituciones, compañías e individuos, podemos cambiar el mundo mucho más rápido de lo que pensamos», dice Carl Nyberg, Vicepresidente Ejecutivo de Transporte Renovable de Neste.

La concreción de Zero Island

Convertir a Lidö en una isla sin emisiones netas para el clima fue un esfuerzo conjunto. Neste aprovechó la experiencia de especialistas en tecnologías limpias y sostenibilidad de Solved y Aktea y trabajó en estrecha colaboración con Skärgårdsstiftelsen para asegurarse de que ninguno de los valores naturales estuviera comprometido.

Lectura sugerida

Oficialmente, el Reino Unido ya es la primera gran economía comprometida a llevar a...

El parlamento aprobó la enmienda a la Ley de Cambio Climático firmada por el Ministro de Energía y Crecimiento Limpio, Chris Skidmore.

Las soluciones elegidas para la isla incluyeron el uso de Neste MY Renewable Diesel en vehículos, así como en el tráfico de ferrys de Räfsnäs Sjöstranport a la isla y las soluciones de energía solar de Fortum. Varias soluciones ayudaron a mejorar la eficiencia energética y reducir el desperdicio, y se reconsideró el reciclaje. La isla también cambió al uso de electricidad verde libre de fósiles.

En general, una combinación de las diferentes soluciones y un cambio a la electricidad verde redujeron las emisiones anuales de dióxido de carbono de la isla de 180 toneladas de CO2 a 40 toneladas de CO2. Las emisiones residuales se compensan a través de un programa de reducción de emisiones verificado por Gold Standard.

Olle Tejle y Hugo Olofsson, los empresarios que dirigen Lidö

«Zero Island nos inspira a repensar la forma en que estamos acostumbrados a viajar y demuestra de manera tangible cómo se pueden reducir las emisiones en varias áreas», dice Ossian Matthiesen, de Klimatanalytiker Tricorona, una consultora ambiental detrás de los cálculos de emisiones del proyecto.

El alojamiento y la comida son aspectos que interesan a muchos de los visitantes de Zero Island. Nolla: Zero Cabin (La Cabaña Cero), es uno de los hospedajes favoritos para los clientes de Airbnb. Permitirá que los visitantes experimenten una vida sin emisiones y el menú Zero sostenible les dará a los visitantes una idea de los ingredientes locales y del ingenio del chef estrella Jonas Svensson, por solo una cuarta parte de la huella de carbono promedio de una comida equivalente.

Lectura sugerida

EEUU: asociaciones de médicos advierten que el cambio climático es una ‘emergencia sanitaria’

74 asociaciones de médicos y de salud pública se alinearon  para presionar por una serie de compromisos de consenso para combatir el cambio climático.

«Con Zero Island queremos asegurarnos de que nuestros hijos puedan disfrutar del archipiélago como lo hemos hecho nosotros, pero también queremos mostrar a las personas que tomar decisiones responsables no significa que deban comprometerse en sus vacaciones, sino que la simplicidad y la pureza puede hacer que la experiencia sea más fuerte”, explican Olle Tejle y Hugo Olofsson, los empresarios que dirigen Lidö.

¿Qué depara el futuro de la Isla Cero?

El proyecto no culmina con el logro de que la isla se vuelva neutral para el clima, ya que un futuro sostenible también requiere cambios en nuestra vida cotidiana y en nuestra mentalidad.

Zero Island continuará educando a las personas acerca de las soluciones de neutralidad climática y facilitará que las personas tomen decisiones sostenibles. La isla será la sede de Zero Vacations, donde todo, desde el alojamiento hasta la comida, estárá diseñado para producir la menor cantidad de emisiones posible, y el Menú Zero estará disponible para miles de visitantes cada año. El próximo verano también esperan celebrar las primeras Bodas Zero.