El 29 de julio se conmemorará el Día Mundial del Sobregiro Ecológico: esto significa que la humanidad gastará los recursos naturales que tenía disponibles para todo un año, cinco meses antes de finalizar 2019. Esta es la fecha que más temprano se ha llegado al sobregiro desde los años 70.

La fecha —que varía cada año— se calcula a partir de comparar la suma de todas las demandas de consumo del mundo (alimentos, agua, madera, infraestructura, etc) con los recursos naturales disponibles en el planeta para solventar ese consumo y la capacidad de respuesta que tienen los ecosistemas para reponer esos recursos.

La humanidad está explotando de manera insostenible los recursos de la Tierra, lo que está causando daños graves al medio ambiente mundial. También se lo conoce como «Earth Overshoot Day» (Día del Exceso Terrestre) al día del año en el cual el consumo de recursos naturales por parte de los seres humanos excede la capacidad terrestre de regenerar tales recursos ese mismo año.

Overshoot Day. Este gráfico permite observar cuál es la situación ecológica de cada uno de los países.
Overshoot Day. Este gráfico permite observar cuál es la situación ecológica de cada uno de los países.

El Overshoot Day es calculado por la Red Global de Huella Ecológica y es una campaña apoyada por docenas de otras organizaciones sin fines de lucro. «Se trata de una comunidad de científicos que difunden el impacto global del hombre en la Tierra», explica Pablo Meglioli, empresario y colaborador de ONG que generan conciencia sobre el cuidado del planeta.

Así como La Red de Huella Global establece el Día del Exceso de la Tierra, también calcula los Country Overshoot Days (COD) para los países, es decir, la fecha del año en la cual se consumen los recursos que genera anualmente el planeta si se replicara el patrón de consumo de un país determinado al resto de la humanidad.

Lectura sugerida

EEUU: asociaciones de médicos advierten que el cambio climático es una ‘emergencia sanitaria’

74 asociaciones de médicos y de salud pública se alinearon  para presionar por una serie de compromisos de consenso para combatir el cambio climático.

Para el caso de la Argentina, el COD de este año fue el 26 de junio, evidenciando una leve mejoría respecto del 2018, cuando fue el 16 de junio, «aunque igualmente grave», reconoce Meglioli. En los extremos se encuentran Qatar (febrero) e Indonesia (diciembre), siendo estos el peor y el mejor, respectivamente, de un grupo seleccionado de casos hipotéticos. En Sudamérica, la situación más crítica se daría con Chile, en tanto la de mayor holgura sería la de Ecuador.

Determinar la fecha de sobregiro es una alerta para que las personas sean más conscientes sobre sus hábitos de consumo: “Estamos tomando a préstamo los recursos futuros de la Tierra para operar nuestras economías en el presente. Esto funciona por un tiempo pero con el tiempo los países que se hunden cada vez más en deudas, finalmente se quiebran”, dice contundente Meglioli.

Resultado de imagen para overshoot day
El 29 de julio se conmemorará el Día Mundial del Sobregiro Ecológico: esto significa que la humanidad gastará los recursos naturales que tenía disponibles para todo un año, cinco meses antes de finalizar 2019. Esta es la fecha que más temprano se ha llegado al sobregiro desde los años 70.

Dice el especialista consultado que  para satisfacer sus necesidades, la Argentina necesita el equivalente a 1,5 planetas por año, mientras que Estados Unidos es el más consumista», informa Meglioli, que agrega que «si el mundo entero viviera como el ciudadano estadounidense promedio, la humanidad necesitaría seis Tierras para satisfacer la demanda de recursos».

«El costo de este sobreconsumo es visible en la Argentina —explica el especialista—: escasez de agua, degradación ecológica, erosión del suelo, caída de la productividad agrícola y de las reservas de peces, deforestación, desaparición de especies».

«En la Argentina no hay difusión suficiente sobre cómo cuidar el medio ambiente y es responsabilidad de la Secretaría de Medio Ambiente, que debería tener un presupuesto exclusivo para concientizar en las escuelas», afirma Meglioli. «Sólo en la Argentina generamos un kilo de basura por día, por persona. ¿Sabés lo que significa esa para la tierra, cada vez más degradada?».

Que la Argentina haya «quemado» sus recursos naturales un 26 de junio «habla de la gravedad del tema, aunque no está tan mal a nivel global, porque es un país grande, con poca población y no tan consumista». La fecha «actúa como indicador de la velocidad en la que estamos consumiendo el planeta, que cada vez es más rápido», cuenta Meglioli.

Lectura sugerida

«En tan solo 129 días Europa se consumió los recursos naturales de todo un...

El día de Rebase describe el día en que la humanidad agota tantos recursos como el planeta produce en el año entero. Para Europa fue el 10 de mayo.

¿Cómo podría revertirse la tendencia negativa? «Con tan solo reducir la huella de carbono en un 50%, la fecha de sobregiro se movería 93 días. Algunas acciones como manejo responsable de los residuos, alimentación, movilidad urbana y turismo tendrían un impacto significativo en el sobregiro ecológico», señala.

«Según el pronóstico de los científicos más importantes del mundo, el planeta Tierra tiene cuerda para 30 años más, ya no aguanta debido al exceso de consumo de la superpoblación que agobia a la Tierra», transmite preocupación Meglioli, que colabora con la Fundación Vida Silvestre y con Greenpeace.

Hasta fines de la década de los sesenta, el planeta gozaba de un «superávit ecológico», que fue disminuyendo año tras año y que a principios de los setenta se transformó en un déficit ecológico. A saber: en 1970 el Día de la Deuda Ecológica fue el 29 de diciembre; en 1980, el 3 de noviembre; en 1990, el 11 de octubre; en 2000, el 23 de septiembre; en 2010, el 8 de agosto.

En la actualidad, más del 80% de la población vive en países en déficit ecológico: pide más recursos naturales de los que nuestros ecosistemas pueden regenerar.

El próximo lunes 29 de julio, la humanidad habrá consumido la totalidad de los recursos que el planeta puede renovar en un año, por lo que vivirá «a crédito» hasta el 31 de diciembre, calculó La Huella Ecológica.