Hay una tendencia mundial a consumir sustancias nutritivas con un alto poder de vitaminas y minerales; y dicha preferencia también se da en Argentina.

Es por ello, que en Misiones impulsan las plantaciones de palta y de caña de azúcar. En ambos casos hay una demanda insatisfecha en el país y la tierra colorada tiene experiencia en estos tipos de cultivos.

Desde hace unos siete años, productores locales de la zona de Campo Ramón apuestan a la palta y logran buenos rindes. En Misiones, se contabilizan entre 40 y 45 hectáreas dedicadas a la actividad y, ahora pretenden sumar otras 10.

Se trata del proyecto que depende del Fondo Especial del Tabaco (FET) que alcanza a productores tabacaleros que están dentro del plan de reconversión productiva.

A nivel país hay una alta demanda de la fruta, pero está insatisfecha. Esto obliga a que se importe de Chile entre el 80 y 90% de lo que se consume en el país.

En esta oportunidad, se seleccionaron a 10 productores para llevar adelante la actividad en un total de 10 hectáreas en las zonas de Aristóbulo del Valle, Salto Encantado y Dos de Mayo.

Lectura sugerida

Brasil: gigante del negocio sucroalcoholero invierte en etanol a base de maíz

Sao Martinho invertirá U$S 91 millones en su usina Boa Vista para producir 200 millones de litros de etanol y 140.000 tons de DDGS por año.

Uno de los tipos de palta elegida para concretar el proyecto es la hass y para tener un rinde máximo tendrán un sistema de riego.

El director general de Frutihorticultura, Cultivos Anuales e Intensivos, Francisco de Aro, explicó que “la idea es que es que -primero- se enmarquen dentro de la misma línea de los productores que ya vienen trabajando con la palta”. Las frutas cosechadas se envían a Buenos Aires”.

Para concretar la actividad, los productores contarán con un crédito-subsidio, donde el 60% es préstamo y el 40% será subsidiado por el Estado, a una tasa del 12% anual. Los productores tendrán cuatro años de gracia, y recién al quinto empezarán a pagar el 60% del valor.

“Se les entregarán los plantines, los cuales son de un vivero especializado de Tucumán. Son plantas injertadas”, subrayó el profesional del Ministerio del Agro.

En lo que refiere a la cosecha, el ingeniero explicó que se da al 4º o 5º año y se obtiene unas 3 toneladas por hectárea. “En base a esa cantidad de años se pensó la devolución del crédito”, apuntó.

Lectura sugerida

El sorgo dulce se perfila para revolucionar la bioeconomía sudafricana

Nuevas variedades de sorgo dulce servirían como base para disponer de suficiente materia prima para montar indutrias de biocombustibles y bioplásticos.

A la vez, sostuvo que el rinde de las plantaciones dependerá de la poda de los árboles. “Es una planta que necesita un manejo adecuado para la formación. A los 15 años se puede obtener entre 12 o 15 mil kilos por hectárea y la cantidad de kilos está relacionada a la densidad de la plantación en dicho espacio”, manifestó.

 

Caña de azúcar

En Misiones también funciona la cuenca cañera de la zona Norte en la que actualmente trabajan en la elaboración del azúcar rubia, a base de caña, un producto que posee alta demanda en distintas provincias.

“Había una faltante de mercadería, los pedidos están sobrepasando la producción, las fábricas no dan a basto en la red cañera”, contó Omar Jakimchuk, director de Cultivos Anuales e Intensivos, dependiente de la Subsecretaria de Desarrollo y Producción Vegetal del Agro.

En consecuencia, señaló, se avanzó en un proyecto para aumentar la superficie de materia prima y en ampliar la capacidad de las fábricas.

“La fábrica de El Soberbio está en un proceso de construcción y, una vez, terminada tendrá la capacidad de producir 700 kilos de azúcar rubia por día, es decir, casi el doble y el triple de lo que produce actualmente”, expresó.

Sin embargo, para producir en esa escala, de manera sostenida en el tiempo, se requiere de la materia prima suficiente. Por ende, se entregaron 40 mil plantines en las distintas cooperativas que integran la cuenca.

“Son plantines de caña de azúcar de calidad, es decir, con mucha dulzura, y se repartieron entre los productores de la cuenca en tres zonas: El Soberbio, Andresito y Concepción de la Sierra, con un plan de trabajo hasta el 2021 para ampliar la capacidad productiva de la materia prima; además durante el proceso se hace un seguimiento técnico con asistencia y capacitación con esa caña”, apuntó Jakimchuk.

Sostuvo que esto se debe a la faltante de materia prima, que actualmente ronda los 50 mil kilos. “Recibimos pedidos de nuestra azúcar rubia por parte de exportadores, pero no se estaba alcanzando a cubrir la demanda por una falta de capacidad productiva”, explicó.

Cabe destacar que la red cañera en Misiones trabaja a base de pedidos, los principales compradores son fábricas de Santa Fe y Tucumán.

“Hay consumo externo, pero la mayor demanda es externa. Se debe principalmente a la tendencia de comer sano, de alimentarse con lo orgánico que está bastante fuerte”, consideró.

Lectura sugerida

Avanza en Misiones un innovador polo ovino y caprino

En el sur misionero están cambiando los paradigmas de producción. Modelos de negocios por sobre el autoconsumo.

Para finalizar, opinó que en el caso del azúcar rubia que se produce en Misiones, es “totalmente artesanal”. “Si te vas a una fábrica de la provincia se ve el sacrificio que conlleva la elaboración de un kilo de azúcar, esto también le da un valor agregado”, sentenció Jakimchuk.

Capacidad productiva

El Ministerio del Agro de la provincia entregó 40.000 plantines de caña de azúcar para la cuenca cañera del Norte de Misiones con el objetivo de aumentar la superficie de materia prima.

También se proyecta un plan laboral a tres años para replante. Así, con las mismas plantas entregadas a los productores, se podrán replicar hasta 200 mil plantines y así incrementar la capacidad productiva.

Características y beneficios del azúcar de caña

Es la más sana de los cuatro tipos de azúcar. Es de caña. No atraviesa el proceso químico del blanqueado y el refinado. Es mucho más gruesa y conserva toda la riqueza de las sales minerales, fibras y vitaminas. Se diferencia del azúcar blanca ya que no se procesa.

Al ser más pura, contiene pequeñas cantidades de los nutrientes propios del jugo de caña (como antioxidantes, algunas vitaminas del complejo B y minerales como el potasio, magnesio, hierro y calcio).

Se produce extrayendo el jugo de la caña de azúcar, que se cuece a altas temperaturas y se deja evaporar hasta formar una melaza bastante densa; esta se pasa a unos moldes donde se deja secar hasta que se solidifica y se consigue un residuo seco que luego es molido para obtener el azúcar.

Primera Edición.