Theresa May se comprometió a introducir un objetivo legalmente vinculante que obligue al Reino Unido a poner fin a su contribución al cambio climático a mediados del siglo.

La primera ministro del Reino Unido, Theresa May, anunció esta semana lo que podría convertirse en el paso más importante en la lucha contra el cambio climático. La introducción de “Net Zero 2050”, un compromiso legalmente vinculante por el cual el conjunto de países agrupados en el Reino deberá ser neutros en emisiones de carbono para el año 2050.

Esto significa que para el año 2050, la cantidad de gases de efecto invernadero (como el dióxido de carbono) que el Reino Unido emita a la atmósfera deberá ser como máximo la mima que capture, logrando así que la contribución al cambio climático sea por lo menos cero. De esta forma, El Reino Unido es el primer país del G7 en anunciar un compromiso de esta naturaleza.

El anuncio de May es uno de sus últimos actos de gobierno. Presentó hace pocos días su renuncia como líder del partido conservador y dijo que permanecerá en el cargo como primera ministra hasta que el partido elija su sucesor en julio próximo. Esto le valió la acusación del canciller Philip Hammond de oportunista. Hammond habría intentado bloquear el movimiento alegando que la factura de descarbonización de la economía ascendería a más de mil millones de libras.

Para el comité de asesores de cambio climático del gobierno, el costo de la medida sería del 1 a 2% de la producción económica anual hasta 2050. Pero aseguran que el costo de la inacción multiplicaría en varias veces esos valores. Fue este mismo comité quien recomendó a la primera mandataria promulgar el objetivo legalmente vinculante antes de la cumbre de acción climática de la ONU, a llevarse a cabo el 23 de septiembre en Nueva York.

Leer también

Mundial, cerveza y etanol

Por el lado de los ambientalistas la noticia fue bien recibida en términos generales. Sin embargo, los más extremistas se mostraron preocupados por una cláusula de salida en caso de que 5 años ningún otro país adopte una medida similar. Esto se justifica en que las industrias del Reino Unido enfrentarían una competencia desleal si otras continuaran con sus emisiones de carbono. Los críticos dicen que esta cláusula no da reglas claras y socava la certeza comercial, demorando las decisiones de largo plazo de las empresas que necesitan convertirse urgente a procesos más limpios.

Leer también

Qué es Extinction Rebellion, el movimiento contra el cambio climático que paraliza Londres (y qué reclama)

Pero lo más destacable es el reconocimiento implícito de Theresa May sobre el daño ambiental causado por su país y haber asumido los compromisos para liderar la transición hacía una economía más limpia. “Este país lideró el mundo en innovación durante la Revolución Industrial, y ahora debemos guiar al mundo hacia una forma de crecimiento más clara y verde. La espera no es una opción. Alcanzar el cero neto para 2050 es un objetivo ambicioso, pero es crucial que lo logremos para asegurar que protegemos nuestro planeta para las generaciones futuras», dijo. La Revolución Industrial es considerado el momento a partir del cual se aceleró el cambio climático antropogénico. Es decir, aquel causado por el hombre.

En la práctica, alcanzar el “Net Zero 2050” significará que las empresas deberán ir adoptando medidas para reducir su huella ambiental, eliminando el uso de combustibles fósiles, adoptando tecnologías más eficientes, reemplazando insumos fósiles o minerales con fuentes renovables derivadas de la biomasa, eliminando desperdicios, revalorizando subproductos y efluentes, adoptando prácticas agrícolas, ganaderas y forestales sustentables, etc. “Net Zero 2050” es bioeconomía en su máxima expresión.

“Net Zero 2050” deja abierta la posibilidad de las compensaciones internacionales. Significa que ciertos sectores que no podrán reducir a cero sus emisiones, como el aerocomercial o la industria naviera, podrían compensar comprando créditos de carbonos a empresas que en el extranjero capturen carbono. Habrá que estar atentos y ver como se puede capitalizar en nuestro país, donde somos especialistas en fotosíntesis, el proceso natural de captura de carbono de la atmósfera.

Más allá de las palabras, lo que realmente importa son las acciones. Estaremos atentos.