La principal asociación de la industria de refinación de EEUU informó que presentó una demanda para bloquear los esfuerzos del gobierno de Trump por expandir las ventas de mezclas de gasolina con mayor porcentaje de etanol, argumentando que la medida excedió a la autoridad del gobierno.

El desafío legal de la asociación estadounidense de fabricantes de combustibles y productos petroquímicos (AFPM por sus siglas en inglés) intensificó la batalla entre las industrias del petróleo y el maíz sobre la política nacional de biocombustibles, que requiere que los refinadores mezclen incorporen biocombustibles como el etanol de maíz en su gasolina.

El presidente Donald Trump ordenó a la Agencia de Protección Ambiental que suspendiera la prohibición de la venta de gasolina con un 15 por ciento de etanol, llamada E15, en un esfuerzo por ayudar a los agricultores que sufren la guerra comercial de Estados Unidos con China. La EPA dio a conocer su regla al hacerlo el 31 de mayo.

Leer también

EEUU aprueba el uso de nafta con 15% de etanol durante todo el año

La prohibición de las ventas de E15 en los meses de verano se había implementado durante la administración de Obama con la intención de reducir las emisiones, pero la EPA durante la presidencia de Trump dijo que el impacto de E15 en la calidad del aire era similar al de E10, que ya podía comercializarse durante todo el año.

Leer también

Brasil: Gobierno aprobó la venta directa de bioetanol

La tensión refleja los intentos de Trump para intentar complacer a los grandes jugadores de la indutria petrolera y agrícola, dos grupos que han resultados críticos sobre la candidatura a la reelección del presidente republicano cuyo mandato finaliza en 2020.

AFPM solicitó a la Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia de los EEUU que revise la regla de la EPA, dijo una portavoz del grupo. AFPM tiene un mes para proporcionar a la corte el perfil de su caso, dijo.