Un estudio publicado en la revista Nutrients en octubre de 2018 reveló que el maní es tan bueno como las almendras para bajar los niveles de glucosa en la sangre en pacientes diabéticos.

«La investigación ha demostrado que comer frutos secos es beneficioso para la diabetes tipo 2», dice la Dra. Samara Sterling, directora de investigación de The Peanut Institute. «Este nuevo estudio destaca que las personas pueden optar por el maní y obtener los mismos beneficios que obtendrían consumiendo un fruto seco más caro como las almendras. De hecho, la American Diabetes Association considera al maní como un súper alimento».

Este estudio buscó comparar los efectos del consumo tanto de maní como de almendras en la salud de pacientes diagnosticados con diabetes tipo 2. Veinticinco participantes recibieron una dieta baja en carbohidratos durante 12 semanas y se separaron en dos grupos: el grupo de almendras y el grupo de maní.

Leer también

La cáscara de maní baja los costos de vaca muerta

Todos los participantes recibieron instrucciones de consumir aproximadamente dos porciones de maní o almendras por día. Al final de las 12 semanas, todos mostraron una mejora significativa en varios aspectos con relación a la diabetes. Sin embargo, los autores del estudio encontraron que las almendras no eran mejores que los maníes para mejorar los niveles de glucosa.

De hecho, el consumo de maní mejoró tanto la glucosa en sangre en ayunas como la glucosa posprandial (los niveles de glucosa se evaluaron dos horas después de una comida). Al final del estudio, tampoco hubo diferencias en los niveles de hemoglobina A1c (un marcador del control de la glucosa a largo plazo) entre los grupos de maní y almendras.

Los autores señalaron que, si bien los frutos secos se recomiendan habitualmente para controlar la diabetes tipo 2, para muchos pacientes no siempre es posible consumir avellanas debido a su alto costo.

El maní es una opción de bajo costo que puede ayudar a disminuir la glucosa en sangre si se consume diariamente como parte de una dieta balanceada. Esta una buena noticia para las más de 400 millones de personas que padecen diabetes. Con el aumento del costo de los medicamentos para controlar esta enfermedad, es tranquilizador saber que hay opciones de alimentos buenos y de bajo costo.

Leer también

Científicos mexicanos crean un parche de miel capaz de cicatrizar el pie diabético

De hecho, comer maní puede incluso contribuir a reducir la necesidad de insulina con el tiempo, lo que es un beneficio adicional. El maní tiene un índice glucémico bajo de 14, lo que evita los picos de azúcar en sangre y, a su vez, reduce las necesidades de insulina.

Un estudio previo demostró que incluir maní o manteca de maní en una comida con alto índice glucémico, ayuda a mantener el azúcar en la sangre estabilizado para que no se eleve demasiado rápido.

Además, un estudio de 2014 encontró que el consumo diario de maní enriqueció el plan de alimentación de la Asociación Americana de Diabetes y mejoró los lípidos en la sangre, así como la vitamina E, la niacina y los niveles de magnesio de los participantes.