Summit Utilities, la empresa distribuidora de gas de Maine informó que invertirá U$S 20 millones y creará hasta ocho empleos de tiempo completo en una sociedad con ocho productores lecheros del área de Clinton en un proyecto diseñado para generar energía limpia.

El proyecto consiste en construir un digestor que proceso el estiércol de las vacas para producir fertilizantes de alta calidad para las granjas y gas natural renovable para su propia red de gas natural.

La asociación es parte de las iniciativas de sostenibilidad de Summit.

«La capacidad de generar energía propia, crear empleos verdes y apoyar a los productores ganaderos, mientras se hace algo bueno por el planeta es una oportunidad excepcional», dijo Angus King III, director de desarrollo de Summit Utilities. «Estamos muy emocionados de estar haciendo nuestro primer proyecto aquí en Maine».

El gas natural renovable, también conocido como biometano, se libera cuando los desechos orgánicos, como los de las granjas, vertederos, industrias y plantas de tratamiento de residuos se descomponen.

Si ese gas no es capturado y reutilizado, entra a la atmósfera en forma de metano, un potente gas de efecto invernadero.

Leer también

El boom del gas natural renovable (RNG)

Summit informó que planea construir una planta de digestión anaeróbica en Clinton, cuyas cinco granjas lecheras representan el 17 por ciento de la producción lechera del estado. El digestor será propulsado por gas natural.

«Es un intercambio parejo», dijo King.

Después de que el estiércol se calienta y se descompone, Summit limpia las impurezas del biogás y lo inyecta en su sistema de suministro de gas natural. Summit sirve al valle de Kennebec, Cumberland, Falmouth y Yarmouth.

King espera hasta ocho nuevos empleos de tiempo completo en las instalaciones. Cuatro serán trabajos para operar el digestor y otros dos a cuatro será el transporte del estiércol hacia y desde las granjas.

Leer también

El biogás en España podría aportar todo el fertilizantes orgánico que necesita la agricultura

Summit se ha asociado con Flood Brothers Farm, Caverly Farms, Misty Meadows Farm, Wright Place Farm, Taylor Dairy Farm, Veazland Farm, Simpson View Farm y Gold Top Farm para obtener los residuos orgánicos para el biodigestor.

Cada vaca lechera saludable puede producir hasta 45 kilogramos de estiércol por día, dijo.

«Este proyecto es un esfuerzo importante que brindará una oportunidad para que las granjas se diversifiquen, lo cual es crítico para la viabilidad futura de la agricultura de Maine», dijo Julie Anne Smith, directora ejecutiva del Maine Farm Bureau.

El digestor estará ubicado en Flood Brothers Farm. Tilton-Flood es un agricultor de segunda generación. La granja tiene tres generaciones de agricultores que viven en ella, con seis familias y 21 miembros de la familia.

Tilton-Flood dijo que el líquido que recuperará tiene los mismos nutrientes que el estiércol, pero será más fácil de esparcir. Las partes sólidas podrían utilizarse para camas de animales en lugar de aserrín o para compost. Ambos podrían ahorrar dinero.

Summit espera que el digestor suministre aproximadamente 125.000 millones de unidades térmicas británicas (BTU) de gas al año, el equivalente a aproximadamente el 45 por ciento de la demanda de gas residencial anual de Summit en Maine.

Hay otros digestores en Maine, pero solo uno usa estiércol, dijo King. Eso es en Stonyvale Farms en Exeter, donde se utiliza estiércol y desperdicio de alimentos para generar electricidad .

King dijo que eso sucederá antes de que el digestor esté funcionando. El objetivo es dar a conocer los beneficios de energía renovable del digestor.

Además, están desarrollando una opción voluntaria para los clientes de Maine, que pueden pagar los bonos de gas renovable para compensar su huella de carbono.

Summit manejaría la compra y venta de los atributos de gas renovable.

Summit presentó una solicitud ante la Comisión de Servicios Públicos de Maine solicitando permiso para configurar el programa de compensación.

El presidente y director general de Summit, Kurt Adams, dijo que desde que la compañía se separó de Maine desde su sede central en Colorado en 2013, ha reducido las emisiones de carbono en aproximadamente 69,000 toneladas métricas por año a través de las conversiones a las actualizaciones de eficiencia de energía y gas natural.

«Eso es como sacar 15,000 autos de la carretera para siempre», dijo Adams.