Una serie de encuestas realizadas a nivel internacional revelan que un número significativo de estadounidenses no cree que los humanos son responsables de causar un cambio en el clima.

En una encuesta que se realizada en 23 países por YouGov-Cambridge Globalism Project, indicó que el 13% de los entrevistados en EEUU estuvo de acuerdo con la afirmación de que el clima está cambiando «pero la actividad humana no es responsable en absoluto». Otro 5% dijo que el clima no estaba cambiando.

Solo Arabia Saudita (16%) e Indonesia (18%) tuvieron una mayor proporción de personas que dudan de que el cambio climático haya sido provocado por el hombre.

Los resultados también dejaron en evidencia que otro 13% de los estadounidenses encuestados no supieron afirmar si el clima estaba cambiando o si la gente era responsable.

Pero a pesar de estas opiniones, la gran mayoría de los ciudadanos de los Estados Unidos aceptan la ciencia del cambio climático, casi cuatro de cada 10 dicen que la actividad humana fue al menos parcialmente responsable -junto con otros factores- y otra tercera parte considera que la actividad humana es la causa dominante.

Los científicos están totalmente de acuerdo en que las personas hemos causado el cambio climático a través del aumento exponencial de las emisiones de gases de efecto invernadero a lo largo de los años. Las emisiones globales siguen aumentando y los últimos cuatro años han sido los más calurosos desde que comenzaron los registros.

En octubre pasado, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, un grupo formado por los principales científicos del clima del mundo, advirtió sobre las terribles consecuencias del calentamiento global continuo, lo que indica que el tiempo para la revertir la situación se ha reducido a tan solo 12 años.

Como resultado, ha surgido un movimiento global de jóvenes que piden acción, encabezado por la adolescente sueca Greta Thunberg, que dió paso en Londres a una exhibición más enérgica de protesta callejera orquestada por un grupo llamado Extinction Rebellion.

Leer también

Qué es Extinction Rebellion, el movimiento contra el cambio climático que paraliza Londres (y qué reclama)

En los EEUU las protestas callejeras han sido menos visibles, pero el panorama político en torno al cambio climático ha sido transformado por el Green New Deal, un esfuerzo de la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez para estimular una movilización para prevenir los huracanes e incendios forestales que están arrasando el país cada vez más con más frecuencia e intensidad.

Un informe de evaluación global de la ONU, compilado durante más de tres años por más de 450 científicos y diplomáticos, advirtió que un millón de especies están en riesgo. Esto se debe en gran parte como resultado de acciones humanas que aceleran el declive de los sistemas naturales de soporte vital de la Tierra en una tasa alarmante.

Pero la negación más amplia de la ciencia del clima se debe a la campaña de desinformación por parte de los intereses de los combustibles fósiles y aspectos del carácter estadounidense, opina Margaret Klein Salamon, psicóloga clínica que fundó el grupo de defensa Climate Mobilization.

«Los hermanos Koch y la industria de los combustibles fósiles han invertido miles de millones de dólares en mentir al público estadounidense, incluso enviando literatura a maestros de ciencias en las escuelas», dijo Salamon. “Están muy bien organizados y han logrado convertir el cambio climático en un tema controvertido que se da por concluido. Está claramente funcionando.

“También está el tema del individualismo estadounidense y los restos del Destino Manifiesto (la supuesta inevitabilidad de la continua expansión territorial de las fronteras) que no nos ayudan a comprender que somos parte de la red de la vida. El sueño americano es bastante egocéntrico. Necesitamos un nuevo sueño americano».

Los datos de YouGov sugieren que los estadounidenses también parecen inusualmente propensos a las teorías de conspiración relacionadas con el clima. Un total del 17% de los encuestados estuvo de acuerdo en que «la idea del calentamiento global provocado por el hombre es una farsa que se inventó para engañar a las personas».

La creencia en esta teoría de la conspiración, invocada anteriormente por Donald Trump, quien falsamente afirmó que el cambio climático fue inventado por China, aumenta con la edad y también con la ideología política conservadora. Un total del 52% de los estadounidenses que se describieron a sí mismos como «muy derechistas» insistió en que el calentamiento global era un engaño.

En Europa, menos de una de cada 10 personas en los principales países encuestados pensaron que el clima no estaba cambiando o no estaba cambiando debido a la actividad humana.

En el Reino Unido, el apetito del público por una acción más firme sobre el cambio climático parece haber aumentado notablemente solo en las últimas semanas, después de que se llevó a cabo esta encuesta. Las protestas masivas de Extinction Rebellion se encontraron con un amplio apoyo y la activista juvenil Thunberg fue recibida por políticos de alto nivel, incluido el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, y el secretario de medio ambiente, Michael Gove.

Reccientemente, el asesor legal del gobierno del Reino Unido en el Comité sobre el Cambio Climático recomendó acciones para que el Reino Unido pueda reducir a neutro sus emisiones de gases de efecto invernadero para mediados de siglo, y el parlamento del Reino Unido votó que el mundo estaba en un estado de «emergencia climática», por lo tanto estas acciones debe ser tomada en consecuencia.

Los individuos a menudo se encogen de hombros porque no pueden hacer nada por sí mismos, pero la encuesta de YouGov encontró que las personas ya están considerando modificar sus hábitos con respecto al medio ambiente.

Una clara mayoría de los encuestados en todos los países opinaron que era bastante o muy importante comprar, con conciencia, productos elaborados de manera social y ambientalmente responsable.

Quizás, sorprendentemente, el apoyo al consumo ético fue más débil en Alemania, donde solo el 54% de las personas consideran que comprar de este modo es importante, mientras que el 40% de las personas en el Reino Unido y los EEUU lo consideraban poco importante.

Leer también

El grupo del 3%: qué piensa un científico «escéptico» del cambio climático

Los datos de las encuestas de YouGov, publicados exclusivamente por The Guardian, muestran que una clara mayoría de las personas en todo el mundo piensan que el cambio climático está ocurriendo y que todo, o parte, se debe a acciones humanas.

Todavía hay reticentes, particularmente entre personas con opiniones políticas muy derechistas. Este dato obliga a los políticos  a adoptar un enfoque más audaz con respecto a esta temática, dijo Wendel Trio, director de Climate Action Network Europe, una ONG que lucha contra el calentamiento global.

«Encuesta tras encuesta confirma que hay una gran mayoría de ciudadanos que reconocen que el cambio climático está ocurriendo y que es causado por el hombre», dijo Trio. “Los ciudadanos esperan que los gobiernos actúen para poder reducir el impacto negativo que la humanidad genera en el clima. Los gobiernos tienen la obligación de reducir drásticamente las emisiones y proteger a sus ciudadanos de los desastres climáticos».