OrganoClick, una empresa sueca de productos químicos que hace énfasis en las tecnología limpia, ha desarrollado OrganoComp, un material 100% biológico, reciclable y totalmente biodegradable, gracias a una innovadora tecnología de modificación de fibra en su proceso de producción.

El material se elabora a partir de biofibras moldeadas en 3D, salvado de trigo y desechos de alimentos. Fredahl Rydéns, el mayor proveedor de productos funerarios de los países nórdicos, ha utilizado este producto para lanzar el ataúd «Saga». La resistencia del biocompuesto permite una reducción del 50% en el peso (de 40 a 20 kg) en comparación con un ataúd tradicional.

El lanzamiento se suma a los objetivos alcanzados en sus 10 años de desarrollo que lleva OrganoComp.

Leer también

Avances en biocompuestos hechos con trigo

Mediante el uso de la tecnología patentada de OrganoClick para la modificación de las biofibras, se ha desarrollado un biocompuesto único, basado en fibras de celulosa modificada, salvado de trigo y biopolímeros de residuos de alimentos, como las cáscaras de naranja y las cáscaras de camarón. Con esta tecnología también se pueden agregar al material propiedades como la resistencia al fuego y la resistencia y la repelencia al agua. El biocompuesto se puede usar para reemplazar plásticos duros como el polipropileno o conglomerados que contienen grandes cantidades de pegamento sintético.

Con el fin de fabricar objetos grandes como ataúdes, también se ha desarrollado una nueva tecnología de producción para el moldeado en 3D de grandes productos. Dicha tecnología fue inspirada en el proceso de producción de pulpa moldeada, que se utiliza, por ejemplo, para embalajes y empaquetados. Esto ha resultado en una producción altamente automatizada de productos grandes y complejos en 3D. El ataúd Saga se produce en solo dos piezas (tapa y fondo) y luego es ensamblado.

OrganoComp ha sido también implementado en dos aplicaciones industriales: paneles acústicos y contenedores de residuos de riesgo utilizado en los hospitales -reemplazando el polipropileno-. Otras aplicaciones, aun en desarrollo, son muebles, objetos para diseño de interiores y embalajes especiales.

Leer también

Biomimética: AMSilk y Airbus juntos para desarrollar biopolímeros

“Los biocompuestos de OrganoClick se basan en investigaciones sobre biomimética de la Universidad de Estocolmo y la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas. Al imitar la química propia de la naturaleza y combinarla con nuestra tecnología única de moldeado de fibra, hemos desarrollado materiales resistentes y duraderos que se pueden usar en productos tan exigentes como ataúdes, cumpliendo con altos requisitos de calidad y terminación», dice Mårten Hellberg, CEO y Co-fundador de OrganoClick.1