La primera estrategia nacional de bioeconomía de Canadá, fue lanzada recientemente por Bioindustrial Innovation Canada (BIC) y refleja las opiniones de más de 400 representantes de la industria de todo el país.

BIC es una organización nacional sin fines de lucro que tiene como objetivo proporcionar inversiones estratégicas críticas, asesoramiento y servicios a desarrolladores empresariales de tecnologías limpias, verdes y sostenibles,

La estrategia recomienda acciones en cuatro áreas prioritarias clave identificadas en el trabajo fundacional por el Consejo Asesor sobre Crecimiento Económico, las Mesa Estratégica del Sector Económico y los ministros forestales de Canadá. Estas áreas prioritarias son:

  • Creación de regulaciones ágiles y políticas gubernamentales;
  • Establecimiento de políticas de suministro de biomasa;
  • Fortalecimiento de empresas y cadenas de valor ; y
  • Construcción de sólidos ecosistemas de innovación sostenible.
Leer también

Canadá se posiciona en la producción de vino de calidad

Las consultas con la industria concluyeron que se necesita una estrategia nacional para avanzar por completo en la bioeconomía de Canadá. La estrategia reconoce el papel de los clusters y ecosistemas de innovación como clave para el avance de la bioeconomía de Canadá. Estos lugares facilitarán las relaciones entre los productores, las PYME y las grandes empresas a lo largo de toda la cadena de valor, a nivel nacional y global.

Con esta estrategia, la industria ha abordado las formas en que las ventajas competitivas de Canadá, incluyendo el acceso a la biomasa, el liderazgo mundial en silvicultura y agricultura, el manejo sostenible de recursos, y el alto grado de calificación de los recursos humanos pueden hacer de Canadá un líder mundial en eta materia.

Las recomendaciones se centran en la comercialización de innovaciones para hacer crecer compañías más grandes y para que los productos y procesos canadienses se adopten en las cadenas de valor internacionales. Las recomendaciones apoyan el desarrollo de ecosistemas de innovación en todo Canadá. Las recomendaciones piden al gobierno que introduzca políticas, regulaciones y apoyo para que las empresas y los sectores agrícola y forestal adopten nuevas prácticas y tecnologías que mejoren la administración de los recursos naturales y aumenten la productividad.

Canadá es uno de los pocos países sin una estrategia de bioeconomía. Un reciente informe internacional elaborado por el Consejo Alemán de Bioeconomía muestra que Canadá no tiene una estrategia específica. En un mundo que busca alternativas para reducir la dependencia de los combustibles fósiles y para abordar la escasez de alimentos y el agotamiento de los recursos, las tecnologías y los productos de la bioeconomía pueden ofrecer soluciones.

Leer también

Canadá se calienta al doble de la tasa mundial

Bioindustrial Innovation Canada, BIOTECanada, Forest Products Association of Canada y FPInnovations, las organizaciones que realizaron estas consultas, tienen la intención de trabajar dentro de sus redes para implementar las recomendaciones que surjan a partir de esta estrategia. Permitirán guiar el trabajo de estas organizaciones con las industrias y con el gobierno. BIC y sus socios informarán sobre el progreso de la implementación de estas recomendaciones.

Los miembros de las industrias vinculadas a la bioeconomía de Canadá incluyen productores y procesadores de biomasa y empresas de los sectores de la bioenergías, biocombustibles, productos bioquímicos, biomateriales y productos de consumo. En 2015, las empresas canadienses transformaron más de 21 millones de toneladas de biomasa agrícola y forestal en bioproductos. Estas transformaciones crearon aproximadamente CA$ 4.270 millones en ingresos.

Descargar documento completo en inglés clickeando aquí