El Departamento de Energía de los Estados Unidos (DOE, por sus siglas en inglés) anunció más de U$S 79 millones en fondos para investigación y el desarrollo de bioenergía, incluidos biocombustibles, bioproductos y la bioelectricidad. Esta financiación respalda el objetivo del DOE de brindar a los consumidores y empresas una gama de opciones de energía local asequibles, confiables y seguras.

«En el DOE estamos enfocados en ampliar el suministro de energía de los Estados Unidos, hacer crecer la economía y mejorar la seguridad energética, lo que se verá impulsado por los avances significativos en las tecnologías de las bioenergías», dijo el Subsecretario de Energía Mark W. Menezes. «Las oportunidades de financiamiento anunciadas hoy ayudarán a garantizar la ventaja competitiva de nuestra nación en la bioeconomía emergente y nos permitirán continuar ofreciendo a los consumidores y empresas de EEUU más opciones de energía de producción propia».

Leer también

Con los ojos puestos en Brasil

El financiamiento busca promover los objetivos de la Oficina de Tecnología de Bioenergía (BETO) del DOE para reducir el precio de los biocombustibles, reducir el costo de la bioelectricidad y permitir productos de alto valor a partir de recursos de biomasa o residuos. Las áreas temáticas para esta oportunidad de financiamiento incluyen lo siguiente:

  1. Procesos de intensificación de cultivos para algas : Desarrollar tecnologías para sistemas de algas al aire libre que aumenten el rendimiento de cosecha, la confiabilidad y la calidad de las algas.
  2. Variabilidad de los componentes de la biomasa e interfaz de conversión de la materia prima: investigación para reducir el costo y mejorar la confiabilidad del manejo y preprocesamiento de la biomasa.
  3. Eficiencia de estufas : desarrollo de tecnologías para reducir las emisiones y aumentar la eficiencia de los calentadores domésticos para calefacción residencial.
  4. Investigación de sistemas de tecnologías de biocombustible: integración de nuevas tecnologías y procesos en sistemas de prototipos experimentales para mejorar y verificar su rendimiento en el mundo real y la efectiva reducción de costos de los biocombustibles.
  5. Optimización de las mezclas de combustible para aviones: identificación y desarrollo de biocombustibles para jets con una mayor densidad de energía y menores emisiones de material particulado.
  6. Energía renovable a partir de residuos urbanos y suburbanos : apoyo a la investigación académica y los programas educativos que se enfocan en estrategias para producir bioenergía y bioproductos a partir de materias primas de residuos urbanos y suburbanos.
  7. Bioprocesamiento avanzado y biofundición ágil : reducción de tiempos y costos en el desarrollo de procesos biológicos para biofabricación de combustibles y productos mediante el uso de la biología sintética, métodos de baja intensidad de capital y sistemas de producción continua.
  8. Plásticos en la economía circular de carbono: desarrollo de plásticos de base biológica de alto rendimiento y reciclabilidad; y el reciclado de plásticos existentes  con bajo costo e intensidad energética.
  9. Reconversión de la digestión anaeróbica : desarrollo de procesos anaeróbicos o estrategias alternativas para mejorar la eficiencia de conversión de carbono y reducir los costos de los sistemas de residuos húmedos de pequeña escala.
  10. Reducción de agua, energía y emisiones en la bioenergía : identificación de tecnologías para la elaboración de biocombustibles o bioproductos con el mayor potencial en la reducción del consumo de agua, energía y/o en las emisiones en relación con los combustibles o productos convencionales existentes.

Leer también

Los biocombustibles fueron la estrella en Washington

El financiamiento también apoya el Gran Desafío de Seguridad del Agua, una acción iniciada por la Casa Blanca y liderada por el DOE para avanzar en tecnologías e innovación en transformaciones para satisfacer la necesidad mundial de provisión de agua de forma segura y asequible. En particular, esta financiación apoyará la investigación y el desarrollo enfocado en la digestión anaeróbica, una tecnología que puede ayudar a lograr el objetivo del Gran Desafío de duplicar la recuperación de recursos de las aguas residuales municipales.