Los cultivos transgénicos ya ocupan más de 40 m illones de hectáreas en Brasil

La agricultura del presente y la del futuro se apoyará en la conectividad y la información. Esta afirmación se desprende de las páginas del estudio Visión 2030: el futuro de la agricultura brasileña , elaborado por la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa), el año pasado.

El informe reúne señales y tendencias relacionadas con el futuro de la agricultura en Brasil y muestra que, independientemente de lo que se cultiva o de lo que se produce, el agronegocio estará obligado a pasar por la intensificación de su producción para atender las demandas de un mercado consumidor que creciente – ya sea por el crecimiento poblacional y / o por el aumento de la renta estimada. «Hay fuertes razones para que la ampliación de la producción agrícola ocurra por el aumento de productividad y eficiencia y no por la ampliación de la tierra utilizada para las actividades rurales», afirma el documento.

Leer también

Crecimiento de la producción de etanol de maíz en Brasil preocupa a exportadores de EEUU

El uso de máquinas para la siembra, cosecha, ordeño y faena ayudó a Brasil a dar un salto en su productividad en el siglo pasado. Según Embrapa, el uso de tecnología se irá intensificado en las próximas dos décadas. Sensores, imágenes satelitales en alta resolución y la automatización deberán formar parte de las labores cotidianas de los productores rurales de aquí en adelante. Los tractores autónomos, por ejemplo, estarán en el mercado antes de 2023.

Agro sostenible

Al mismo tiempo que buscará el aumento de productividad y eficiencia con el apoyo de la tecnología, Brasil tendrá por delante también el desafío de establecer prácticas sostenibles para sus negocios agrícolas.

«La producción es creciente y la cadena tecnológica necesita apoyar al sector. «Hay una oportunidad de grandes negocios en este mercado, pero el gran desafío es avanzar en la sustentabilidad», puntualiza Devanil Rueda, gerente de innovación de Embratel.

Leer también

Brasil se enciende con la bioelectricidad

Para Cleber Oliveira Soares, director ejecutivo de innovación y tecnología en la Embrapa, no habrá futuro del agronegocio sin la digitalación. «Cada vez más los proyectos en el campo se basarán en tecnología e innovación», afirma.

Brasil tiene como desafío establecer prácticas sostenibles en la producción agrícola

Ante un escenario positivo para el futuro, el sector todavía puede chocar con algunos contratiempos. A continuación se describen cinco desafíos que el agronegocio deberá enfrentar en 2019.

Sostenibilidad

«es la agenda global», dijo Rueda. Las empresas de los agronegocio no pueden adoptar tecnologías degradantes y que no tengan una dimensión social o ambiental. El análisis de las opciones es esencial para evitar futuros riesgos.

Para Soares, la adopción de estas tecnologías sostenibles va desde la gestión de datos, la conectividad e incluso el análisis de la toma de decisiones.

Información para innovar

Mantenerse al tanto de las nuevas tecnologías y comprender cómo la innovación puede permitir al agricultor o al empresario de la industria añadir valor a su negocio. «Pequeños agricultores ya buscan actualizarse, mientras los grandes agricultores y empresarios ya se encuentran bien  conectados «, comenta Devanil Rueda.

Cleber Soares recuerda que más de la mitad de los productores rurales poseen dispositivos móviles. «Tanto que creamos plataformas de aprendizaje virtuales, para computadoras de escritorio y smartphones, y ofrecimos cursos y conferencias para ese público.»

Soluciones 360

Otro reto importante es el acceso a las nuevas tecnologías. Muchos agricultores y empresarios buscan startups para un determinado problema. «Un socio más completo, que traiga soluciones 360° en movilidad, conectividad y TI, puede dar ese soporte», explica Rueda.

Leer también

Blockchain agregará transparencia a la industria de aceite de oliva española

Conectividad

La zona rural es deficiente en la infraestructura de red para asegurar una comunicación clara de dispositivos y programas. Según Cleber, una de las vertientes de Embrapa es trabajar con socios para llevar conexión vía radio o satélite al campo.

Y los operadores de satélite están mirando este mercado. Este es el caso de Embratel Star One, el operador de satélites del grupo Claro, que trajo Infosat Prime, una red de datos corporativa para proporcionar más capacidad de transmisión de información y acceso a Internet de banda ancha al precio más bajo.

Seguridad de los datos

La seguridad es primordial para el negocio usando la IO y cualquier otra tecnología. «Muchas empresas todavía creen que soluciones simples pueden resolver problemas de seguridad», resalta el gerente de innovación de Embratel. Sin embargo, en un escenario en el que muchas empresas no logran identificar violaciónes a dispositivos conectados, tener un plan de contingencia y calcular el riesgo estimado para prevenir dolores de cabeza es de suma importancia.

En esta cuestión, Embrapa ha mirado las directrices europeas – además de haber creado un grupo de estudio – para entender cómo contribuir a la seguridad de los datos en el agronegocio. «Somos conscientes de las herramientas de trazabilidad de seguridad y uno de ellos es blockchain, estamos haciendo una inversión con socios para llevar una solución a los productores y empresarios,» dijo Cleber.