Un equipo conformado por investigadores británicos y franceses han hecho un trabajo de reingeniería para convertir el cob, un viejo material utilizado para construcción durante siglos en Europa, en un material sostenible acorde a los estándares modernos.

El equipo, dirigido por Steve Goodhew de la Universidad de Plymouth, ha creado esta nueva versión de cob, que consiste en una mezcla de agua, suelo y fibras como paja y cáñamo, que tuvo amplia difusión en el suroeste de Inglaterra, Gales y el norte de Francia varios siglos atrás.

Su versión tiene una mayor capacidad para atrapar el calor, lo que significa que cumple con los estándares térmicos actuales que requiere la arquitectura.

Leer también

Logran un nuevo material para impresión 3D a partir de residuos de biomasa

En un guiño a las raíces del material, lo han llamado CobBauge, una amalgama de sus nombres franceses e ingleses.

Menor necesidad de calefacción

Debido a que no necesita ser tratado térmicamente y está hecho de suelo proveniente del lugar, el cob presenta una oportunidad para construir de manera más sostenible, con una reducción de las emisiones de carbono y los residuos de construcción.

Y con CobBauge, los ocupantes tendrían menos necesidad de calefacción que en un edificio tradicional. La Unión Europea calcula que la mitad del consumo de energía en el continente se debe a la calefacción y la refrigeración de los edificios, una cifra que pretende reducir para cumplir sus objetivos climáticos .

“Lo que estamos haciendo es tomar un material vernáculo robusto y actualizarlo”, dijo Goodhew. “Si bien lo que hemos logrado es sin duda una interpretación moderna de cob, esperamos que satisfaga tanto a los tradicionalistas como a los que buscan un material de alta tecnología y eficiencia energética”.

Leer también

Stora Enso expande su portfolio de productos sustentables libres de plásticos

“Como resultado de esta investigación, podemos decir que no hay ninguna razón por la que no se pueda usar el cob para construir casas modernas que cumplan con los últimos estándares”.

El siguiente paso será ponerlo a prueba a campo

Para crear CobBauge, los investigadores unieron dos tipos de cob: una versión densa para la pared exterior y una versión más liviana para aislamiento.

El siguiente paso para los investigadores será construir una casa de pruebas con el material. Esperan crear al menos dos, uno a cada lado del Canal de la Mancha.

“Estudiaremos los edificios construídos con CobBauge, sujetos a condiciones ambientales reales durante un período prolongado para investigar el rendimiento térmico in situ, la humedad, las partículas, la presencia de compuestos orgánicos volátiles (VOC) y el uso de energía relacionado”, dijo el investigador Jim Carfrae, quien dio una conferencia en un edificio ambientado en la Universidad de Plymouth.

Dijo que, además de sus beneficios ambientales, el material tiene el potencial de impactar positivamente el bienestar de los residentes.

Leer también

Científicos españoles desarrollan baterías para coches eléctricos con biomasa

“Hay una conclusión de que los materiales de construcción modernos pueden tener todo tipo de consecuencias negativas para los habitantes, lo que hace que este trabajo sea particularmente oportuno, y crea un nuevo enfoque en el uso de materiales naturales como el cob”, dijo.

Publicación de como construir con CobBauge

Los investigadores también pretenden publicar un conjunto de pautas para la construcción utilizando CobBauge.

Su equipo abarca el Grupo de Investigación en Construcción de Plymouth, así como la Escuela Superior de Ingenieros de la Construcción de Caen de Francia, el Sindicato Mixto del Parque Natural de Marais du Cotentin et Bessin, Earth Building UK e Irlanda y la Universidad Caen-Normandie.

Cob es tan duradero que paredes que ya tienen siglos de antigüedad permanecen aún en algunas construcciones contemporáneas, como el  galpón de Puzzles Architecture en Bélgica y el Cob Corner de Devon, nominada como Casa del Año por el Royal Institute of British Architects.

También hay numerosos edificios antiguos hecho con cob todavía en pie.