Las inundaciones severas que están azotando a la región del centro-este de  EEUU están repercutiendo en los automovilistas del oeste, ya que las líneas de ferrocarril por las que circulan los cargamentos de etanol fueron arrasadas por el agua, causando alzas en los precios de la gasolina e incluso forzando el cierre de algunas estaciones de servicio.

Los productores de etanol en los estados afectados por las inundaciones han tenido problemas para llevar su producto a los mercados en las últimas dos semanas, ya que las vías férreas se han cerrado o han sido obstaculizadas por el aumento de las aguas. Por separado, una serie de apagones en las refinerías de California ha restringido el suministro de combustible, lo que ha contribuido a aumentar los precios.

Entre las interrupciones recientes se encuentran el cierre programado de la refinería de Valero Energy Corp en Benicia, California, y de Phillips 66 en Los Ángeleslos, ambas por trabajos de mantenimiento planificados.

Leer también

Los biocombustibles fueron la estrella en Washington

La mayoría de la gasolina en los EEUU contiene aproximadamente un 10 por ciento de etanol a base de maíz, como lo exige la ley federal. El etanol también cumple la función de oxigenante, un aditivo necesario para alcanzar el octanaje de las naftas y la escasez del biocombustible puede obligar a los mezcladores que suministran a las estaciones minoristas a cortar o detener las operaciones.

La mayor parte del etanol de los Estados Unidos se produce en los estados del cinturón de maíz del Medio Oeste. Las líneas ferroviarias llevan el producto a los mercados costeros.

Estados como California y Arizona han sido especialmente afectados por interrupciones en el suministro de gasolina y etanol, dijo Patrick DeHaan, jefe de análisis de petróleo en la firma GasBuddy.

El precio promedio en ambos estados ha aumentado más rápido que el promedio nacional en el último mes, según datos de la Asociación Americana de Automóviles. Tanto Arizona como el promedio nacional para un galón regular de gasolina fue de US$ 2.42 hace un mes; en Arizona ahora está en US$ 2.78, mientras que en el resto del país está en US$ 2.70.

Leer también

Conocé cuáles son los modelos de autos flex que circulan por EEUU

“El alza en el precio de la gasolina se debe al suministro restringido de nafta y etanol. Eso provoca un entorno en el que está recibiendo un doble golpe de problemas de suministro”, dijo DeHaan.

Las inundaciones obligaron a que la producción de etanol en el Medio Oeste cayera entre un 13 y un 15 por ciento, dijeron operadores a Reuters, dejando a los mezcladores y los minoristas de gasolina sin etanol.

“Ha sido un verdadero desastre, por la escasez de etanol en las regiones castigadas, viene un tren con el biocombustible y está bien. Pero al día siguiente, aparece otra vez la escasez”, dijo un comerciante de etanol.

Los futuros de etanol en el Chicago Board of Trade se dispararon a mediados de febrero a US$ 1.43 por galón, un máximo en seis meses. Desde entonces, han reducido las ganancias y se negociaron por última vez a US$ 1.31 por galón.

Reuters.