A un supermercado de Tailandia se le ocurrió una manera genial de reducir los envases de plástico: envolver sus productos con hojas de plátano.  

La idea surgió del supermercado Rimping en Chiangmai, Tailandia. Una empresa de bienes raíces en Chiang Mai, Perfect Homes, publicó fotos del empaque de hoja de plátano en su página de Facebook y rápidamente ganó la atención generalizada. 

De las 9 mil millones de toneladas de plástico que se llevan producidas, apenas el 9% ha sido reciclado. Las proyecciones indican que el volumen irá en rápido aumento, lo que ha captado la atención mundial sobre los plásticos de un solo uso.  

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente estima que para 2050 habrá 12 mil millones de toneladas de plástico en los vertederos, el medio ambiente y los océanos. De estos desperdicios, las colillas de cigarrillos, las botellas de plástico para beber, los envoltorios de alimentos y las bolsas plásticas de supermercado son los que más abundan. 

El uso de hojas de plátano en lugar de plástico para empacar verduras es una excelente manera de reducir el plástico de un solo uso. Si bien parece que usan un poco de plástico para adherir la etiqueta, este método reduce significativamente la cantidad de plástico requerido. Simplemente se envuelven en una hoja de plátano y se aseguran con una pieza de bambú flexible. Las hojas de plátano son una excelente alternativa al plástico, ya que la hoja es grande, gruesa y lo suficientemente flexible como para ser doblada. 

Leer también

El potencial de los residuos orgánicos como materiales de construcción

Una tema a considerar es el costo relativo del plástico frente a las hojas de banano. En lugares tropicales, las hojas de banano están disponibles localmente y se pueden adquirir de forma gratuita dependiendo de la cantidad necesaria. En lugares más templados, el uso de hojas de plátano podría ser significativamente más costoso que el plástico. Sin embargo, el uso de productos locales biodegradables podría ser una buena alternativa en lugares donde los bananos no crecen.  

El uso de hojas de plátano para envolver alimentos tiene una larga historia. En algunas regiones tropicales de México, los tamales se envuelven en hojas de plátano. Los hawaianos usan hojas de plátano durante los asados ​​de cerdo para proteger al cerdo de las rocas de lava caliente. También se utilizan para envolver arroz en el sureste de Asia.