Estudiantes manifestándose en Londres en reclamo por más acciones para combatir el cambio climático.

En estos días, se han registrado una serie de eventos que conectando unos con otros, nos dan una luz de esperanza a aquellos que pretendemos un mundo más sostenible y una Argentina que pueda salir del charco en el que nos hemos enpantanado.

Comencemos por lo que pasó en Noruega. El gobierno del país escandinavo, en una estrategia para combatir el cambio climático y llevar a que su economía sea menos dependiente de las fluctuaciones del precio del petróleo, anunció que su fondo soberano -el mayor del mundo con una capitalización de billón de dólares- comenzará a desprenderse de sus activos en empresas de exploración de petróleo y gas. Son nada menos que 37 mil millones de dólares. En una primera etapa, venderá la participación que posee en 134 empresas por un monto de 8.000 millones. El plan de desinversión será el mayor registrado hasta el momento en el sector hidrocarífero.

El fondo soberano noruego ya tenía prohibido, desde hace varios años, invertir en empresas relacionadas con la extracción o explotación de carbón para producción energética. La economía noruega es en gran parte dependiente de las ventas de petróleo y gas. Representan la mitad de las exportaciones totales del país y el 20% de los ingresos fiscales. Con el desarrollo de las energías renovables y la lucha contra el cambio climático, apuestan a que el precio del petróleo a largo plazo irá a la baja, por lo que invertir el dinero – que se usará en el futuro para, por ejemplo pagar pensiones – en petróleo puede parecer cada vez más arriesgado, destacó el comunicado. La decisión final está en manos del parlamento, aunque se descuenta su aprobación.

Leer también

Construyendo un mundo más sustentable

Apenas tres días después de conocida esta noticia, el ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne viajó a Houston en busca de inversiones por 33 mil millones de dólares para Vaca Muerta. Allí, junto al secretario de Estado de Energía, Gustavo Lopetegui, expusieron ante 120 empresarios del sector energético las oportunidades que presenta el yacimiento. Durante el almuerzo, Lopetegui destacó el éxito que está viviendo Vaca Muerta que ya representa aproximadamente el 20% de la producción de petróleo y el 40% de la de gas. Recordó también que en 2015 las importaciones de gas superaron el 25% del total inyectado y que a partir de 2016 se revirtió la tendencia y este año, más del 85% del gas inyectado será de producción local.

Vaca Muerta está comenzando a despegar y es una buena noticia para Argentina. Habrá que estar expectante a la reciente anulación de Resolución 46 dictaminada por la cartera de energía bajo la conducción de Aranguren. Tecpetrol, del grupo Techint avisó que irá a la justicia. La medida había establecido un plan de subsidios a través de un mecanismo de precio sostén que no tuvo en cuenta limitar el volumen de producción. Esto llevó a que el Estado termine subsidiando producción de gas en momentos donde no se necesitaba y por cantidades bastante mayores a los planes informados por las petroleras en su momento. La nueva normativa establece un precio estímulo para la producción entre el 15 de mayo y el 15 de agosto. Una medida mucho más sensata.

El viernes pasado sucedió un hecho sin precedentes. Millones de estudiantes en todo el mundo salieron a la calle a protestar contra la inacción de los Gobiernos frente al cambio climático. La campaña Friday For Future es un movimiento juvenil iniciado en 2018 por la adolescente sueca Greta Thunberg, quien se negó a ir a la escuela para presionar al gobierno en Estocolmo a tratar el cambio climático como una crisis y a tomarse en serio las medidas del Acuerdo de París para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. La masiva protesta de los jóvenes se hizo presente también en Buenos Aires y Córdoba.

Los adolescentes no solo serán los clientes del futuro, sino que ya se han convertido en grandes consumidores. Las acciones de publicidad de las empresas apuntan cada vez a este segmento, que muestra particular interés en productos sustentables y alimentación saludable. Dos de los pilares sobre los que se construye la bioeconomía.

Friday For Futre y el Fondo Soberano Noruego nos muestran que “El mundo se va alejando del petróleo”. Una frase que repetimos en este portal, casi como un leimotiv. Pero hoy Argentina necesita salir adelante y Vaca Muerta tiene potencial para atraer dólares. Pero deberá demostrar que es viable sin subsidios.

Leer también

¿Y si Rifkin tiene razón?

El presidente Macri, en su primer gira como flamante primer mandatario, viajo a París a ratificar los compromisos de reducción de emisiones. El aumento de emisiones de dióxido de carbono que traerá aparejado la explotación de Vaca Muerta deberá ser compensado de alguna manera.

Y preparado para asumir este rol está listo el campo. La Vaca Viva que esta semana mostró todo su potencial en Expoagro, donde 521 empresas y 165.000 visitantes dieron el presente, entre los cuales se econtraron las principales figuras políticas del país, incluido el Presidente. Con la expectativa de otra cosecha récord de 140 millones de toneladas, los chacareros comenzaron operaciones comerciales para invertir en nueva maquinaria por 60 mil millones de pesos en apenas tres días.

El flujo de biomasa para abastecer a la agroindustria está garantizado. Una mayor participación de los biocombustibles permitirá ahorrar divisas por la importación de nafta y gasoil, y compensar en gran parte las emisiones por la mayor producción de Vaca Muerta.

Para salir del pantano será necesitamos que la vaca viva y la vaca muerta se conviertan en los bueyes que tiren del carro.