La bioelectricidad cerró el 2018 como la tercera fuente más importante en la Oferta Interna de Energía Eléctrica (OIEE) en el país, casi empatando con el gas natural. La información fue publicada en el Boletín Mensual de Energía – referente a diciembre / 2018 – divulgado por el Ministerio de Minas y Energía (MME).

Según la publicación, en 2018, la OIEE fue estimada en 632,1 TWh, mostrando un aumento del 1,3% sobre 2017. La generación hídrica permanece en el liderazgo con el 67% del total de la OIEE, seguida por el gas natural con 8 5%. La fuente biomasa generó 52,5 TWh, incluyendo la energía generada para el autoconsumo, representando el 8,3% de toda la oferta interna. Aunque la fuente eólica continúa aumentando su participación, se quedó en en el cuarto lugar alcanzando el 7,7% de la OIEE en 2018.

Leer también

Brasil es el país del mundo con una matriz energética menos contaminante, señala AIE

El año pasado, del total de bioelectricidad ofrecida para la red, el 82% se produjo a partir de la biomasa disponible en el sector sucroenergético brasileño.

Para el gerente en Bioelectricidad de la Unión de la Industria de Caña de Azúcar (UNICA), Zilmar Souza, el informe muestra cómo la bioelectricidad es estratégica para el sector eléctrico brasileño. “En 2018, la producción de bioelectricidad significó el 54% de la generación total de la Usina Itaipú, la segunda mayor hidroeléctrica del mundo, superada sólo por la producción de la usina china de Tres Gargantas.

En 2018, según el gerente, el desempeño podría haber sido mucho mejor, pues la generación de bioelectricidad para la red a partir de la caña de azúcar fue perjudicada por la judicialización del Mercado de Corto Plazo en el sector eléctrico. Un conflicto se viene arrastrando desde 2015 por la la falta de ajustes en la metodología de revisión de la garantía física de las plantas sobre el volumen de biomasa, variable que determina la cantidad máxima de energía que una planta puede comercializar en el mercado.

Leer también

Grupo brasileño prepara inversión de más de 800 mln dlrs para producir diesel renovable en Paraguay

“Recientemente, presentamos propuestas al Ministerio de Minas y Energía para mejorar esta cuestión de la garantía física y estamos aguardando su evaluación. Creemos que resolviendo la judicialización en el Mercado de Corto Plazo y con la definición de una garantía física más lógica para las usinas, la bioelectricidad estará en condiciones de generar, como mínimo un 20% o más de electricidad en las próximas campañas, sin aumentar la capacidad instalada.

El año pasado, el 63% de toda la bioelectricidad sucroenergética ofrecida para la red ocurrió en los meses en que las facturas de luz tuvieron la llamada bandera tarifaria roja, su nivel más elevado del cobro extra, indicando cómo es estratégico estimular esa generación renovable y sostenible para el sector eléctrico brasileño.