La palmera datilera se considera un recurso natural renovable porque se puede reemplazar en un período de tiempo relativamente corto. Se requieren de 4 a 8 años para que las palmeras datileras den frutos después de la siembra, y de 7 a 10 años para producir rendimientos viables para la cosecha comercial. Por lo general, los desechos de palmera datilera se queman en granjas o se desechan en vertederos que causan contaminación ambiental en los países productores de dátiles. 

Los principales componentes de la biomasa de palmera datilera son celulosa, hemicelulosas y lignina. Además, la palmera datilera tiene un alto contenido de sólidos volátiles y un bajo contenido de humedad. Estos factores hacen que los residuos de esta planta sean un excelente recurso de biomasa.

Existe una amplia gama de tecnologías fisicoquímicas, térmicas y bioquímicas para la utilización sostenible de la biomasa de palmera datilera. Además de la producción de carbón y la conversión de energía (utilizando tecnologías como la combustión y la gasificación), a continuación se muestran algunas formas de utilización de dichos desechos:  

Conversión en pellets o briquetas de combustible

Los pellets de biomasa son un tipo popular de combustible alternativo (análogo al carbón), generalmente hecho de desechos de madera y biomasa agrícola. El proceso de peletización de biomasa consta de varios pasos que incluyen el tratamiento previo, la peletización y el tratamiento posterior de los residuos de biomasa. Los pellets de biomasa se pueden usar como reemplazo de carbón en centrales eléctricas, industrias y otras aplicaciones.  

Leer también

La biomasa, presente y futuro de las energías renovables


Conversión en productos ricos en energía  

La pirólisis de la biomasa es la descomposición térmica de la biomasa de la palma datilera que ocurre en ausencia de oxígeno. Los productos de la pirólisis de biomasa incluyen biochar, bio-oil y gases que incluyen metano, hidrógeno, monóxido de carbono y dióxido de carbono.  

Dependiendo del ambiente térmico y de la temperatura final, la pirólisis producirá principalmente biochar a bajas temperaturas, menos de 450 °C, cuando la velocidad de calentamiento es bastante lenta, y principalmente gases a altas temperaturas, superiores a 800 °C, con velocidades de calentamiento rápidas. A una temperatura intermedia y con tasas de calentamiento relativamente altas, el producto principal es el bio-aceite.  

El biocombustible se puede convertir en un combustible especial para motores o mediante procesos de gasificación a un gas de síntesis que luego se puede procesar en biocombustibles. El bio-aceite particularmente atractivo para la cocción conjunta, ya que puede manejarse y quemarse más fácilmente que el combustible sólido y es más barato de transportar y almacenar.  

Leer también

Biomasa: una alternativa imparable en España


Conversión en biofertilizante 

El compostaje es el método más popular para la descomposición biológica de desechos orgánicos. Los residuos de la palma datilera tienen alrededor del 80% de contenido orgánico, lo que lo hace muy adecuado para el proceso de compostaje. El compostaje a escala comercial de desechos de palma datilera se puede llevar a cabo utilizando el método tradicional de hilera o un método más avanzado como el vermi-compostaje.