En esta sección nos gusta escribir sobre las novedades que ocurren en las distintas actividades que integran la bioeconomía. Sabemos que hemos hecho muchas editoriales tratando los temas del mundo de los biocombutibles que conforman la etapa superior en el agregado de valor de las cadenas de la soja, del maíz y de la caña de azúcar. Estratégicas para la economía de nuestro país. Nos gusta mucho enfocarnos en los otro rubros, pero la semana estuvo tan repleta de noticias de nuestro venerado y castigado biodiesel que tendremos que esperar, por lo menos, una semana más. ¿Qué pasó con el biocombustible en estos días? Repasemos.

Mc Cartney. Como adelantamos la semana pasada, los próximos recitales del ex Beatle y de Ed Sheeran en Buenos Aires, utilizarán biodiesel obtenido a partir de aceite reciclado en los generadores. La iniciativa “Bioenergizá tu música” lanzada por Liga Bioenergética – conformada por los gobiernos de las principales provincias productores de biocombustibles y las diferentes cámaras y asociaciones que nuclean a estas industrias- se ha transformado en un verdadero éxito.Consiste en invitar a los ciudadanos a participar de sorteos por entradas para estos recitales a cambio de aceite de cocina usado. Por cada medio litro se obtiene una chance. La campaña busca crear conciencia sobre la importancia de reducir la huella de carbono en el sector de energético. Pero tiene un efecto adicional. Hace desaparecer del sistema al aceite vegetal usado. De esta forma se evita por un lado su vertido en cloacas o alcantarillas que causa daños al ambiente, y por otro, el riesgo que vuelva a hacer utilizado como alimento. Al recalentarse sucesivamente se forman determinados compuestos aldehídos indicados como causante de enfermedades neurodegenerativas y de ciertos tipos de cáncer. La iniciativa ha sido de tal éxito que fue recogida por la prensa internacional. Desde este portal, aplaudimos la iniciativa de la Liga y la hacemos extensiva a Bio2G, que serán quienes convertirán el aceite en biodiesel y a todos los que forman parte de la campaña “Reduce tu huella”, y sobre todo, a los verdaderos protagonistas. Los ciudadanos que se acercan su aceite.

Leer también

Las biofábricas de etanol en constate evolución

Europa. La Unión Europea oficializó esta semana la no imposición de aranceles punitorios extras a la importación de biodiesel argentino. La resolución publicada en el Boletín Oficial del bloque habilita a las 8 empresas exportadoras – Aceitera General Deheza, Bunge, LDC, Molinos Agro, Oleaginosa Moreno Hermanos, Vicentin, Cargill y Cofco – a retomar los envíos al viejo continente. El acuerdo exige que deben respetar un precio mínimo de venta que surge del precio de la soja de chicago descontando las retenciones impuestas por el gobierno argentino. De esta forma se recupera un mercado de mil millones de dólares, que además serán clave para sostener el precio de la oleaginosa de cara a una gran cosecha.

Finlandia. El Parlamento finlandés aprobó esta semana una ley que establece un objetivo mínimo de biocombustibles del 30% para el año 2030. El corte, irá aumentando gradualmente hasta llegar a ese valor. Además, la ley establece un objetivo de biocombustibles avanzados inédito a nivel mundial del 10% para el mismo año. Una muy buena iniciativa que se diferencia de la UE, que irá reduciendo gradualmente el uso de biocombustibles convencionales hasta alcanzar un corte máximo de 3,6% para el 2030. Un poroto para el parlamento del país escandinavo, que entendió que los compromisos de reducción de emisiones no pueden alcanzarse sin la participación de los biocombustibles.

Lopetegui. En una reunión que tuvo el Secretario de Estado con representantes de la Federación de Expendedores de Combustibles descartó rotundamente un aumento en los mandatos de biocombustibles, asegurando que quedarán en el 10% para el biodiesel que se mezcla en el gasoil y 12% para el bioetanol que se corta en las naftas. De esta forma, el mandatario se diferencia de su antecesor Iguacel, quien había dejado abierta esta posibilidad antes de su renuncia. En una medida inexplicable, el reparto de los cupos  de biodiesel para el mes de febrero, a duras penas alcanzaría al 8%, en lugar del 10% que establece la legislación. El mecanismo de reparto de cupos comienza por las 25 plantas pymes, de acuerdo a la capacidad de producción de cada uno y luego el faltante para completar el corte, se reparte entre las 3 grandes no integradas y Viluco. Esta última, gracias a una medida cautelar, temporalmente recibe un cupo diferencial. Con el corte en el 8% no queda lugar para estas tres empresas, que irremediablemente deberán frenar su producción.

Leer también

La moda, un reflejo del nuevo paradigma bioeconómico

El Misionero. Desde el 1 de enero de este año, es sabido que el gobierno nacional ha eliminado los subsidios a los combustibles para el transporte. Esto ha disparado el interés de varias empresas transportistas por reemplazar el gasoil con biodiesel, bastante más barato. Aunque la ley vigente no impide el uso voluntario del biocombustible, hace falta una definición clara de parte de energía para su correcta implementación. Mientras eso no suceda, seguirán apareciendo iniciativas marginales muy peligrosas, como la de Sergio Prox en San Vicente, Misiones. Prox cuenta con una empresa de transporte y ante la disparada en el precio del gasoil, se decidió a elaborar su propio combustible. La prensa local entrevistó al empresario transportista, quien orgullosamente contaba y mostraba su proceso. Sin ánimos de ir contra Prox, que seguramente está tratando de poder salvar su empresa, las imagines ponen en evidencia la precariedad del sistema. Dos tanques sobre una mesa de madera conectados con cañerías plásticas. Una verdadera bomba de tiempo al estar manipulando productos extremadamente inflamables. Ya hemos tenido varios accidentes que se han cobrado vidas con este tipo de cuasi licuadoras, que mezclan aceite y metanol y generan algo parecido al biodiesel. Los biocombustibles deben producirse en plantas habilitadas, que aseguren calidad y seguridad para sus operarios y los vecinos.

Por eso le pedimos al señor Prox que se ponga en contacto con cualquiera de las empresas habilitadas que podrán proveerle de un biocombustible que asegure su calidad, a un menor precio, y respetando la seguridad y el medio ambiente. Además, ahorrará muchos pesos en el mantenimiento de los motores de sus micros.

Y así como le pedimos a Prox, le pedimos a la Secretaría de Energía no solo que respete la Ley otorgando los cupos que corresponde, si no también que defina las condiciones de uso voluntario. Citando una frase que repite alguien que conozco muy bien, «la realidad siempre se subleva». La gente quiere biodiesel y lo va a tener. Por eso, tratemos de evitar accidentes. Además, sustituimos importaciones de gasoil, y le damos un respaldo a las economías regionales que ponen en movimiento la rueda económica en el interior. Recuerde señor Secretario que más biodiesel, también son menos emisiones de CO2. Paul Mc Cartney y el parlamento finlandés lo saben.