La central eléctrica Drax en Selby genera el 6% de la energía eléctrica que consume el Reino Unido. Tiene una capacidad de 2,6 GW con biomasa y 1.29 GW con carbón.

La central eléctrica europea Drax quema siete millones de toneladas de astillas de madera por año para alimentar generar la energía térmica necesaria para generar 2,6 GW de potencia eléctrica.  

La firma ahora ha comenzado un proyecto piloto para capturar una tonelada diaria de CO2 de la combustión de madera. La tecnología efectivamente revierte el cambio climático en una pequeña escala, aunque es algo controvertido. 

¿Cómo revertir el cambio climático?  

Cuando un bosque crece, los árboles absorben dióxido de carbono de la atmósfera y lo utilizan para generarse la madera.  

Si quemas esa madera, el proceso no emite CO2 adicional a la atmósfera, porque los árboles lo eliminaron del aire en primer lugar. Se llama carbono neutral.  

Si se da un paso más y se capturando el CO2 de la quema de esa madera, en realidad se está reduciendo la cantidad de carbono en la atmósfera en general.  

En un mundo ideal, debería darse otro paso más y crear productos útiles a partir de los residuos de CO2.

Leer también

Las compras online financiarán proyectos de reducción de emisiones de carbono

¿Por qué es necesario?  

Esta tecnología es conocida como Bio Energy  with Carbon Capture and Storage(BECCS), que traducido es Bioenegía con Captura y Almacenamiento de Carbono

Muchos científicos creen que eta tecnología es necesaria porque no confían en los políticos para reducir las emisiones de CO2 que sobrecalientan el planeta.  

Dicen que a menos que las emisiones de carbono comiencen a disminuir dramáticamente, sobrepasaremos el límite de seguridad recomendado de un aumento de 1.5° C en la temperatura global. 

Drax
Drax es una de los proyectos de captura de carbono

La captura de carbono suena inteligente, ¿por qué es controvertido?  

Hay dos razones principales.  

Primero por el impacto que causa en las plantas y los animales que viven en la gran cantidad de tierra necesaria para cultivar los árboles y el de las usinas necesarias para generar energía a gran escala.  

Segundo, la cantidad de energía adicional necesaria para capturar y almacenar el carbono.  

Leer también

Madera: ¿el material de construcción renovable del futuro?

Tomemos el ejemplo de Drax.  

La central eléctrica genera el 6% de la electricidad del Reino Unido, mientras que quema siete millones de toneladas de madera al año, es decir, más madera de la que se cosecha en todo Gran Bretaña. La mayor parte del suministro proviene de los Estados Unidos, donde los bosques se están expandiendo a medida que los pequeños agricultores permiten que las tierras no rentables regresen a la naturaleza.  

Drax dice que la mayor parte de su combustible proviene del residuo de las industrias forestales, es decir, de los árboles no adecuados para madera.  

Una investigación previa de la BBC descubrió que parte de la madera también proviene de bosques de pantanos ricos en especies en el sur de los Estados Unidos. 

 ¿Qué pasa si el mundo quiere generar energía neutra en carbono quemando madera?  

Aquí es donde los números se vuelven asombrosos.  

Una estimación sugiere que se requeriría una monstruosa cantidad de tierra para que BECCS sea factible en el marco del acuerdo climático de París. Casi tanto como tres veces la superficie de India.  

El profesor de la Universidad de Harvard, David Keith, advirtió: «Debemos ser cautelosos con las tecnologías que apuntan a remediar el problema del carbono y al mismo tiempo ampliar nuestro impacto en la tierra».  

Ese impacto dependerá de muchas variables, tales como si la madera a utilizada son «residuos»; si proviene de bosques implantados o bosques naturales; el impacto en la materia orgánica del suelo al remover el bosque; cómo se transporta – y más. 

Leer también

El uso de residuos agrícolas reduce las emisiones de carbono

¿Cómo funciona la captura de carbono? 

Drax
Drax genera el 6% de la energía eléctrica del Reino Unido.

Drax está probando un nuevo sistema desarrollado en la universidad de Leeds. La mayoría de las tecnologías de captura de carbono existentes utilizan una sustancia química del grupo de aminas.  

Se rocía a través de una chimenea de gases de combustión, donde se absorbe el CO2. Un proceso adicional lo separa de la amina, la cual es reutilizable.  

El experimento de Drax está trabajando con una escisión tecnológica llamada C-Capture. Utiliza un solvente orgánico, que aseguran es menos tóxico que la amina y consume menos energía.  

Es uno de los varios productos del mercado, ya que los químicos se esfuerzan por encontrar nuevas formas de eliminar el CO2 del aire. 

¿Qué dice la gente sobre el experimento de Drax?  

Andy Koss, CEO de Drax Power, admite la planta piloto de captura de carbono es pequeña, pero dice que es un paso importante para lograr a futuro que toda la usina capture la totalidad del CO2 y encuentre un mercado para usarlo.  

Leer también

El pastoreo eficiente reduce la huella de carbono

«Esta es una tecnología realmente importante», dijo. “Definitivamente la vamos a necesitar si queremos mantenernos dentro del límite de temperatura de 1.5 C propuesto por los científicos». 

Almuth Ernsting, del grupo de lobby Biofuelwatch, opina lo contrario. «La quema de biomasa es absolutamente una opción equivocada por muchas razones», dijo. «Los bosques son vitales para la salud del clima, por lo que debemos mantenerlos y no quemarlos».  

«El experimento de Drax es tan ridículamente pequeño que es difícil de creer que no sea un ‘lavado verde'».