Refinería de Terra Grain Fuels ubicada en Belle Plaine, Saskatchewan, Canadá. Produce 150 millones de litros al año de etanol a partir de trigo, siendo la más grande de América procesando este cereal.

Un equipo de investigación de la Universidad de Saskatchewan (US) en Canadá ha logrado extraer proteínas del agua residual que contienen las vinazas livianas del proceso de elaboración de etanol derivado de cereales y convertirlo en algo mucho más valioso: un compuesto utilizado en muchos países para reducir el deterioro cognitivo en pacientes con Alzheimer.

Se trata del compuesto glicerilfosforilcolina (GPC), que se vende como una droga farmacéutica (alfoscerato de colina) para los pacientes de Alzheimer en Corea, Rusia y algunos países de Europa del Este y Sudamérica, y como un potenciador cognitivo (nootrópico) en América del Norte.

La GPC ayuda al cuerpo a aumentar la producción de acetilcolina, el neurotransmisor básico que envía mensajes a las células y desempeña un papel importante en los procesos mentales como la memoria y la cognición. GPC también ha mostrado efectos positivos en el rendimiento deportivo y en la recuperación de ataques cardíacos y derrames cerebrales.

Leer también

El corazón del cerdo cada vez más cerca de poder trasplantarse a humanos

Los investigadores también han descubierto que las vinazas livianas contiene otros compuestos comercialmente útiles, incluido el 1,3-propanodiol (1,3-PD) que es un anticongelante y disolvente no tóxico, así como también un componente de polímeros utilizados para fabricar plásticos y resinas.

El Dr. Martin Reaney (PhD), profesor de USASK en la Facultad de Agricultura y Biorecursos. (Foto: USASK)
El Dr. Martin Reaney (PhD), profesor de USASK en la Facultad de Agricultura y Biorecursos. (Foto: USASK)

“Nuestro objetivo principal es hacer productos clínicamente y comercialmente útiles a partir de la vinaza liviana que actualmente se usa como alimento para animales”, dijo el Dr. Martin Reaney (PhD), profesor de USASK en la Facultad de Agricultura y Recursos Biológicos, quien dirigió el equipo de investigación. “Estos productos podrían ser aún más valiosos que el mismo etanol que producen las refinerías”.

 

Reaney recibió una subvención otorgada por el Consejo de Investigación de Ciencias Naturales e Ingeniería de Canadá (NSERC) para un proyecto en colaboración con una compañía de Saskatoon para escalar la producción y convertir la vinaza en GPC y refinarla a calidad clínica.

“La idea es adoptar un enfoque de múltiples frentes para alimentar al cerebro de los pacientes con Alzheimer mediante el acoplamiento de GPC y otros compuestos que mejoran las funciones del cerebro”, dijo Reaney, Presidente de Investigación Estratégica del Ministerio de Agricultura de Saskatchewan y Presidente de Utilización de Lípidos de Calidad en USask, y especialista en oleaginosas y sus derivados.

El diseño de un proceso rentable para la producción GPC puro y de uso clínico es el desarrollo más reciente del equipo de investigación desde el sorprendente descubrimiento del contendio de GPC en las vinazas hace casi una década.

Leer también

Las peluquerías impulsan el mercado de los productos biológicos

“Al principio no pensamos que valiera la pena ir tras el GPC. En aquel entonces, había menos estudios sobre los efectos clínicos de la GPC en la funciones cognitivas”, dijo Reaney.

El GPC que se comercializa en el mercado hoy en día, está hecho a partir de la lecitina extraída de los huevos y del proceso de refinación de la soja, dijo Reaney. El descubrimiento del equipo es una oportunidad para hacer GPC a partir de una fuente totalmente vegetal sin usar lecitina.

Reaney está trabajando junto a las empresas North West Terminals Ltd. en Unity, Sask., Pound-Maker Agventures en Lanigan, Sask., y Terra Grain Fuels en Belle Plaine, Sask, en la investigación sobre el uso de vinazas livianas para producir proteínas concentradas para su uso en alimentos para animales y productos tales como GPC y 1,3-PD.

Terra Grain Fuels es la planta de elaboración de etanol derivado de trigo más grande de América del Norte, que produce 150 millones de litros de etanol al año. Las otras plantas producen en total de 40 millones de litros. El volumen de vinazas livianas residuales del proceso es de seis a diez veces la cantidad de etanol producido, hasta dos mil millones de litros al año.

Reaney estima que solo la planta Terra Grain podría suministrar suficiente GPC para proporcionar 2.500 millones de dosis de 600 miligramos al año. Las proyecciones sugieren que para 2050, podría haber hasta 15 millones de personas con la enfermedad de Alzheimer en los Estados Unidos y Canadá.

El Fondo de Desarrollo Agrícola del gobierno de Saskatchewan y la agencia federal NSERC financiaron la investigación de Reaney.