La cooperativa de ropa PANGAIA está comprometido con la sostenibilidad y la moda ética en cada paso que da. La nueva marca, que se lanzó mundialmente a fines del año pasado, hizo historia con su chaqueta vegana, que está hecha de flores silvestres naturales y secas como aislante en lugar de las tradicionales plumas de ganso; el resto de la chaqueta está hecha de materiales reciclados, como botellas plásticas de agua.

El nuevo aislamiento es exclusivo de PANGAIA y llevó 10 años de investigación.

Para aquellos que se preguntan por qué las alternativas veganas son tan importantes, el año pasado, PETA, una ONG a favor del cuidado de los animales publicó una investigación sobre las chaquetas, revelando que los gansos a menudo son mal tratados para quitarles sus plumas aún están vivos, creando condiciones crueles para las aves. Como explicó PETA, “el desplume vivo causa a las aves un dolor y angustia considerable. «Una vez que se arrancaron sus plumas, muchas de las aves, paralizadas por el miedo, se quedan con heridas abiertas, algunas incluso mueren como resultado del procedimiento». Antes del innovador aislamiento de flores silvestres de PANGAIA, muchos veganos y activistas alentaron a otras alternativas veganas.

Leer también

Furor por las carteras de cuero ecológico elaborado con hongos

La nueva camperas  veganas son solo una de las muchas formas en que han demostrado estar comprometidos con la sostenibilidad y el consumismo ético. Al momento del lanzamiento, los artículos incluían camisetas hechas con un 20 por ciento de fibra de algas marinas y terminadas con un tratamiento de aceite de menta, que permite que cualquiera pueda usar la camisa hasta 10 veces sin lavarse. También lanzaron sudaderas y pantalones de atletismo hechos con materiales reciclados y su packaging elaborado TIPA, una «alternativa de plástico de base biológica, que desaparece completamente en 24 semanas en un contenedor de compost», señala el comunicado de prensa.
Créditos: Pangania

Como parte de la campaña de lanzamiento, PANGAIA donó el 1 por ciento de la recaudación por las ventas de cada producto a 5 Gyres, una «organización sin fines de lucro que impulsa acciones en contra de la contaminación plástica a través de la ciencia, el arte, la educación y la aventura». Como parte de su compromiso con un sistema productivo circular, de cero residuos, también se unieron a The Renewable Workshop «para asegurarse de que cada pieza de PANGAIA sea reparada y pueda volver a utilizarse o reciclada en nombre del consumidor».

Leer también

Estudian como hacer papel a partir de la cáscara de soja

PANGAIA se presentó por primera vez en ComplexCon y se lanzó a nivel mundial a fines del año pasado, con planes no solo para ampliar sus ofertas, sino también para continuar su misión de educar a las personas sobre la moda ética y la sostenibilidad.

«Comenzando con ropa sencilla, PANGAIA pretende crear una plataforma global de código abierto para las últimas innovaciones y soluciones ecológicas que conecten a personas y organizaciones con ideas afines que se preocupan por el medio ambiente», dijo la cooperativa en su lanzamiento.