El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) informó que firmó un contrato de financiamiento de R$ 1,81 mil millones (USD 480 millones) para la ampliación de la infraestructura de ductos y de almacenamiento del Sistema Logístico de Etanol en la región sudeste del país operado en la acutalidad por Logum Logística SA (Logum), empresa controlada por Petrobras, Raízen, Copersucar y Uniduto.

Mediante un comunicado, el Banco explica que el sistema de ductos existente en la actualidad transportó 2.500 millones de litros de etanol en 2017. El objetivo de las nuevas inversiones es expandir la capacidad de transporte de combustible a más de 8 mil millones de litros de etanol al año hasta 2021.

El proyecto prevé la implantación de 128 kilómetros de nuevos ductos, lo que sustituirá a 400.000 viajes de camiones anuales en la región metropolitana de São Paulo, reduciendo la emisión de gas carbónico en 700 mil toneladas al año, según cálculos del BNDES.

Según el presidente de Logum, Wagner Biasoli, la expansión de los ductos «va a dar más eficiencia al sistema logístico de etanol, porque tiene más confiabilidad» y añade: «Tiene la ventaja de calidad de vida relativa a la movilidad y una reducción significativa de contaminación».

Leer también

BP cree que la nuevas políticas de biocombustibles de Brasil disparará la inversión

La fase inicial de implantación del Sistema Logístico de Etanol ya había sido financiada por el BNDES con un préstamo puente contratado en 2011.

«Además de la realización de la nueva fase de inversiones para la expansión de la capacidad del sistema, parte del nuevo financiamiento se utilizará en el alargamiento de la deuda del préstamo puente. El apoyo del BNDES corresponde a aproximadamente el 54% de las inversiones del proyecto, que totalizan cerca de R$ 3,3 mil millones (USD 890 millones) considerando las dos fases», informó el Banco.

Resultado de imagen para Sistema Logístico de Etanol

Del valor de financiamiento, R$ 960 millones (USD 258 millones) serán destinados a alargar parte del préstamo de corto plazo que la empresa tenía con el BNDES. Así, el plazo de vencimiento de la deuda pasa a ser de 17 años. Del dinero nuevo, se destinarán 850 millones de reales (USD 229 millones) para nuevas inversiones, préstamo a ser pagado en 24 años. Los accionistas de la compañía entrarán con una contrapartida de 200 millones de reales.

El costo del financiamiento está vinculado a la tasa de largo plazo (TLP). En el caso de Logum, el costo fue de IPCA 2,98% al año, más spreads.

Nuevas conexiones

El Sistema Logístico de Etanol prevé aproximadamente 481 kilómetros de ductos propios de Logum y terminales en Uberaba (MG), Ribeirão Preto (SP) y Guarulhos (SP). Los ductos conectarán Guararema a São Caetano del Sur, pasando por Suzano y Guarulhos, y Guararema a São José dos Campos. El objetivo es conectar las regiones productoras del interior de São Paulo y de Minas Gerais a los principales centros de consumo de las regiones metropolitanas de São Paulo y Río de Janeiro, a través de ductos propios y de Petrobras operados por Transpetro, su subsidiaria logística.

Según el BNDES, cerca de 353 kilómetros de ductos de Logum, terminales colectores y de almacenamiento de etanol en Ribeirão Preto (SP) y Uberaba (MG) fueron concluidos con apoyo del préstamo-puente y ya están en operación. A partir de Paulínia, el flujo hacia las regiones metropolitanas de São Paulo y de Río de Janeiro ocurre por medio de conductos operados por la Transpetro.

Leer también

Fuerte respaldo de Bolsonaro a la industria del etanol en Brasil

En el ducto entre Paulínia y Guararema, Logum hará una inversión en bombeo para aumentar la capacidad de transporte de etanol. Y, como parte de ese ciclo de inversiones, se levantará una terminal con tres tanques con capacidad estática de almacenamiento total de 45 millones de litros de etanol en Guarulhos.

Las obras deberán ser concluidas en el primer trimestre de 2021, afirmó Biasoli a Valor. Este conjunto de inversiones permitirá que la compañía pase de un volúmen de transporte de 2.700 millones de litros de etanol previstos para 2019 a 6.000 millones de litros en 2022, según el presidente de la compañía. Actualmente, el sistema de ductos de Logum está «prácticamente saturado», afirmó. De enero a noviembre de 2018, el sistema entregó 2,145 mil millones de litros al mercado, de acuerdo con datos publicados por la compañía.

Pedro Pasos, jefe del departamento de logística (Delog) del BNDES, dijo que existen cuellos de botella que limitan la capacidad de transporte de Logum. Con las inversiones de la expansión, se reducirán.

Gabriela Valadão, gerente de Delog, también destacó el impacto ambiental positivo del proyecto, ya que habrá reducción en las emisiones de gas carbónico por la salida de camiones de las carreteras, gracias a su sustitución por el transporte del etanol vía ductos. La expectativa del BNDES es que la nueva capacidad de transporte del etanolducto de Logum sea rápidamente alcanzada desde el punto de vista operacional.