El Consejo de Gobierno ha aprobado el decreto por el que se establecen las bases reguladoras y normas de aplicación del régimen de ayudas para el fomento de una economía verde y circular en las explotaciones agrarias de la región.

Podrán acceder a estas ayudas los titulares de explotaciones agrarias prioritarias que se comprometan a ejercer la actividad agraria durante un periodo mínimo de cinco años, así como los jóvenes agricultores. También podrán optar las agrupaciones de personas físicas o jurídicas sin personalidad, como explotaciones de titularidad compartida o comunidades de bienes o hereditarias.

Leer también

Las nuevas soluciones para darle uso a los residuos del vino

Entre las inversiones subvencionables figuran las instalaciones para hacer compost en la explotación; de tratamiento y revalorización de purines y estiércol; de generación de energía por biomasa o biogás. También las inversiones encaminadas a disminuir el consumo de agua, y la compra de maquinaria asociada a la producción ecológica, a la reutilización de subproductos y a la reducción del volumen de fitosanitarios y abonos aplicados.

Leer también

La productividad agrícola ahora depende de la inversión científica

El volumen de inversión objeto de ayuda será de hasta 100.000 euros por Unidad de Trabajo Agrario (UTA), con un límite máximo de 200.000 euros por explotación.

El Diario.