Catalina Lonac es vicepresidente de Compañía Azucarera Los Balcanes y una fuerte impulsora de la educación en sentido integral.

Catalina Lonac es abogada tucumana, cuenta con un posgrado en Negociación de la Universidad de Berkeley (California, EE.UU.), es vicepresidente de la Compañía Azucarera Los Balcanes S.A.que cuenta con cuatros ingenios, una productora de alcohol de caña de azúcar, la más grande del país y una bioeléctricageneradora de energía verde a partir de residuos orgánicos de caña de azúcar. Fue reconocida como una de las mujeres más influyentes en Forbes 2017 (Ver más de su perfil al final de la entrevista)

¿En qué estado tecnológico se encuentra la producción de caña de azúcar?

Hoy la caña está mejorada genéticamente pero no tiene una transformación genética. Estaríamos en condiciones de avanzar en la plantación de un ejemplar modificado genéticamente, más precisamente con la incorporación del gen de la sequía.

¿Cuál sería el impacto podría tener una variedad de caña resistente a sequía en la región?

El verdadero desafío es poder llevar las 400 mil hectáreas que hay hoy plantadas en Argentina a 2 millones. Esto se puede hacer solamente con la caña transgénica, modificando el gen que la convierte resistente a la sequía. Esto permitiría colaborar con el desarrollo económico de provincias hoy muy empobrecidas en NEA y NOA como Chaco y producir alcohol en mayor cantidad para fomentar el cambio de matriz energética en el país.

Leer también

Bioceres: Granos anti-sequía, Wall Street y nutracéutica

Esto podría solucionar el problema económico y social de zonas muy empobrecidas que tiene miles de hectáreas que no se pueden utilizar porque son desprovistas de agua. La caña transgénica podría plantarse ahí y colocar destilerías de alcohol. En este contexto podríamos hablar de un cambio de matriz en energética en el país, aumentando el corte de las naftas a un 25% hasta llegar a los motores flex como en Estados Unidos.

La producción de caña es la base de una economía regional muy importante en el NOA, que incluye la producción de azúcar, papel y biocombustibles.
La producción de caña es la base de una economía regional muy importante en el NOA, que incluye la producción de azúcar, papel y biocombustibles.

¿La Universidad de San Pablo – Tucumán están trabajando en este desarrollo?

En la USP-T tenemos el Centro Integral de Biotecnología Aplicada (CIBA) donde realizamos constantes investigaciones al respecto. Es una enorme biofábrica de las más modernas del país, y Compañía Azucarera los Balcanes a través de su Universidad decidió hacer esta gran inversión en lo que es I+D, porque realmente las investigaciones que habían no seguían el ritmo de la empresa privada. Teniendo una Universidad lo lógico era tener esta investigación en el seno de la misma, sobre todo porque somos los únicos en el mundo en tener una especialización en Caña de Azúcar aprobada por la CONEAU, porque nuestra puesta es la caña de azúcar como biomasa, el negocio del azúcar como comestible paso a un segundo plano. Esto demuestra que la universidad puede trabajar de la mano de la empresa y nosotros creemos que así debe ser. El conocimiento debe estar a disposición y seguir el ritmo de las empresas.

¿Hay antecedentes en el desarrollo de caña transgénica en Argentina?

Varias empresas venimos trabajando sobre el tema.

¿Alguien se opone? ¿por qué?

Se oponían multinacionales, porque no querían recibir azúcar de caña transgénica, lo cual es un discurso con bastante hipocresía porque científicamente la caña transgénica no puede trasladar a un cristal como es el azúcar la transgenia y porque además, estas mismas empresas usan fructuosa que tiene maíz y todo el maíz es transgénico. En definitiva, la transgenia en la caña no tiene ningún significado en el azúcar, de hecho, en Europa, se usa remolacha azucarera que es transgénica y consumen azúcar proveniente de un sembrado transgénico, pero esto no la convierte en azúcar transgénica.

A su vez, nuestro verdadero objetivo para con la caña transgénica, es el de poder ampliar la producción de etanol y así fomentar el cambio de matriz energética en el país.

¿Se comprobaron los efectos negativos?

No se han comprobado. Porque la transgenia no pasa al cristal de azúcar ni afecta la producción de alcohol.

¿Qué otros países producen caña transgénica?

Indonesia, Brasil y Estados Unidos, que la promovió recientemente. Esto deja a Argentina el camino liberado para liberar comercialmente la caña transgénica. Hay muchas empresas que ya tienen la caña transgénica y no la pueden utilizar por la falta de aprobación.

¿Qué beneficios podría traer para la producción de azúcar y bioetanol en Argentina?

La virtud que nosotros vemos viene desde el concepto de lograr un verdadero cambio de matriz energética en Argentina y el mejoramiento socioeconómico del NEA y el NOA por la ampliación de la frontera de plantación y la utilización de terrenos totalmente secos con caña transgénica resistente a la sequía. Vemos además que el camino está en el crecimiento de este tipo de combustibles verdes.

Leer también

Vinaza: Evalúan su aplicación en suelos productivos

Sangre croata y espíritu emprendedor

Catalina Lonac es fundadora de la Universidad de San Pablo-T en Tucumán, la primera universidad privada laica del noroeste argentino y la primera universidad argentina creada en el siglo XXI. Cuenta con un innovador Centro Integral de Biotecnología Aplicada, un Centro de Tecnologías Disruptivas, una Reserva Natural de 3.900 hectáreas y una escuela de equitación. También es la Fundadora del Instituto República de Croacia, colegio donde se enseñan los bailes y la geografía de Croacia, se celebra el día de la Independencia croata y los alumnos asisten a ferias de las colectividades.

Catalina Lonac, directora de la Compañía Azucarera Los Balcanes, en el acto inaugural de la zafra azucarera 2018.
Catalina Lonac, directora de la Compañía Azucarera Los Balcanes, en el acto inaugural de la zafra azucarera 2018.

Hija de familia croata, desde hace más de una década es además Cónsul Honoraria de la República de Croacia en Argentina para el NOA y el NEA. En marzo de 2018 fue condecorada por la Presidente de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarović con la Orden del Pletera, la máxima distinción que otorga el Gobierno, por su contribución especial en la promoción del patrimonio, el idioma, la cultura y la educación croata en Argentina. En este contexto, en el mes de mayo, el Príncipe Magno Joannes Aurelius de Zapolya (Zlatko Špehar), le confirió el título de Archiduquesa de Zapolya, distinción que fue otorgada con su ceremonia correspondiente.

Por Emiliano Huergo para Clarín Rural.