En Malasia, el gobierno adelantó el comienzo del nuevo mandato de biodiesel al 1 de diciembre en lugar de la fecha de inicio esperada en febrero porque el gabinete aprobó el uso de B10 antes de lo esperado.

En un panorama donde el mercado europeo demanda cada vez menos aceite de palma (producción vital para la economía de Malasia), el auge del biodiesel podría revertir esta situación dado el uso de este aceite como materia prima para biocombustible.

Leer también

Brasil se prepara para la expansión del biodiesel

Según Reuters, “la ministra de Industrias Primarias, Teresa Kok, dijo en una entrevista de radio con la agencia nacional de noticias Bernama el miércoles que el gobierno había dado la aprobación para implementar el llamado mandato del biodiesel B10”.

La analista de CIMB Research, Ivy Ng, dijo a Reuters que “Esto podría ayudar a reducir los altos niveles actuales de existencias de aceite de palma a lo largo del tiempo”.