Esta instalación de gran escala fue presentada en Dublín durante la semana del “Climate Innovación Summit 2018”, y es capaz de capturar hasta un kilo de CO2 al día, equivalente a 20 árboles de grandes dimensiones.

Compuesto por 16 módulos de 2 x 7 metros, el prototipo de “cortina” envuelve el primer y segundo piso de la fachada principal del edificios Printworks en Dublín. Cada módulo funciona como un fotobioreactor, un contenedor de bioplástico digitalmente diseñado y hecho a medida que utiliza la luz solar para alimentar unos cultivos de microalgas vivos, liberando tono luminiscentes durante la noche.

El aire urbano se introduce sin filtrar por la parte inferior de la fachada de la instalación y, mientras que las burbujas de aire se elevan naturalmente a través del medio acuoso dentro de los biorreactores bioplásticos, entran en contacto con voraces microbios. Las moléculas de CO2 y los contaminantes del aire son capturados y almacenados por las algas y se convierten en biomasa. Esta se puede recoger y ser empleada en la producción de materia prima bioplástica que constituye el material principal de los fotobiorreactores. Para finalizar el proceso, se libera oxígeno recientemente fotosintetizado en la parte superior de cada unidad siendo expulsado al “microclima” urbano.

Leer también

¿Vuelven los estadios de madera?

Gracias a su diseño en forma de serpentina, los módulos optimizan el proceso de secuestro de carbono y el patrón general de la instalación entera ha sido diseñada para que recuerde a una gran tabla de datos con los compromisos de la iniciativa Climate-KIC. Además el proyecto Photo-Synth-Etica busca incorporar de forma simbólica un paralelismo entre el mercado del comercio de carbono y las transacciones realizadas por las moléculas: “El mensaje es una convergencia espacial y de conectividad entre el mercado financiero en el ciberespacio y las transacciones moleculares orgánicas relativas en la bioesfera” explican los fundadores del ecoLogicStudio Claudia Pasquero y Marco Poletto.

Este innovador sistema de sombreado podría integrarse tanto en edificios existentes como nuevas construcciones. Los autores remarcan como el actual panorama de ciudades y casas inteligentes, vehículos autónomos, industrias robóticas, etc, necesitan un reencuadre espacial y arquitectónico para generar transiciones sociales beneficiosas. El desarrollo y despliegue de tecnologías de vanguardia basadas en la inteligencia digital y biológica que aparecen en esta instalación podría marcar el camino para el diseño urbano del futuro.

Leer también

Utilizando residuos para elaborar cosméticos

El proyecto toma su nombre del consorcio Photosynthetica dirigido por ecoLogicStudio en colaboración con el Urban Morphogenesis Lab – UCL and Synthetic Landscapes Lab – de la Universidad de Innsbruck.

Los próximos proyectos de ecoLogicStudio incluyen una escultura fotosintética para el Centro Pompidou (París), un proyecto de investigación que involucra el uso de biogel en lugar de agua como medio de algas, técnicas de impresión 3D para prototipos de fotobiorreactores arquitectónicos y el diseño de un sistema de fachada para un nuevo Museo de los microbios en Innsbruck (Austria).

Smart-Lightining