UNINOA, que   es la alianza estratégica  de  las Uniones  Industriales   del Noroeste  Argentino, tiene como idea fundacional  la seguridad de mantener activas a las industrias radicadas en dicha región y fomentar la instalación de  nuevas empresas, con el fin de lograr la  Federalización de las Industrias.

Para ello es prioritario eliminar las asimetrías existentes entre nuestra zona y el área industrial metropolitana cercana a los puertos.

Un efecto no deseado, y probablemente no advertido por las autoridades fue la modificación del Decreto 814 que establecía alícuotas diferenciales para el cómputo como crédito Fiscal de IVA en función de la masa salarial.

Leer también

La bioeconomía argentina también tiene un norte

Es imperativo que las autoridades realicen pequeñas reasignaciones en los montos del presupuesto recientemente aprobado para restablecer el equilibrio en las diferencias que existen entre las provincias del NOA -NEA con las industrias ubicadas en las zonas de concentración urbana del centro del país.

Leer también

Jorge Rocchia Ferro asume la presidencia de la Unión Industrial de Tucumán

Interpretamos que el espíritu de las medidas adoptadas tenía ese propósito, de fomentar nuevos empleos. Sin embargo, la modificación está limitando ese propósito y más aún, provocando la deslocalización  o el cierre de establecimientos industriales (desindustrialización de las provincias). Con el consecuente impacto que eso generó en las economías de éstas provincias.

Debemos destacar que las provincias involucradas  son precisamente  las comprendidas en el Plan Belgrano, cuya finalidad es el desarrollo del NOA – NEA, por lo que la modificación del Decreto 814, no resulta consistente con los altos objetivos del Poder Ejecutivo Nacional al disponer la vigencia del mencionado Plan.