Alga dulse, su aspecto y sabor son similares a la panceta.

La edición de Octubre de la revista francesa Formule Veret – que trata temas de bioeconomía, publicó un artículo sobre el alto potencial como biomasa de las algas. Esta nota hace hincapié en las muchas dificultades que viven las compañías energéticas para valorizar las algas o los aceites que producen. Aunque muchos esfuerzos de investigación se han enfocado en la producción de energía, ahora tienden a valorizar las posibilidades toda la biomasa (proteínas, polisacáridos, grasas y colorantes) para mejorar los aspectos económicos de los proyectos. Resulta entonces necesario maximizar la utilización de toda la biomasa de algas antes del tratamiento termoquímico de una fracción de hidrocarburos que podrían sustituir a los combustibles fósiles.

El Profesor Kevin Flynn -director del proyecto europeo EnAlgae que acaba de finalizar, es aún más radical en su cambio de postura. Cuando es consultado sobre los campos en que las algas podrían ser más exitosas, responde: “Discuto que sea en el área de la biomasa. El mayor desafío que enfrentamos hoy en día no es la seguridad energética, sino la seguridad alimenticia. Los océanos todavía se saquean para pescar, y la mayoría de la acuicultura todavía usa peces de cosecha silvestre como harina de pescado. Las algas están en la base de la cadena alimentaria acuática natural y creo que también deberían estar en la base de la cadena de acuicultura”.

Al ser consultado sobre la posibilidad de que las algas puedan servir como reemplazo a los combustibles fósiles, Flynn indica: “No lo creo. Los cálculos que hemos hecho indican que para poder abastecer una fracción significativa de la demanda de la Unión Europea de biocombustibles, necesitaríamos un esfuerzo masivo de reciclaje de nutrientes. La ironía es que para producir algas con alta productividad se requieren inyecciones de CO2, obviamente de la industria pesada. Esto implica la necesidad de una proximidad física entre esas industrias y las instalaciones de cultivo de algas, con los conflictos que eso puede suponer logísticamente”.

Leer también

Cosmética natural elaborada con algas

Muchas aplicaciones para las algas

Afortunadamente, las algas tienen varias usos aparte de los energéticos. Algunos son tan viejos como el hombre mismo. La lista de aplicaciones de las algas incluye la cosmética y la gastronomía. Nuevas especies se van introduciendo en los cultivos, como el alga marina roja llamada dulse, que tiene el mismo sabor que la panceta. Esta especie está siendo enriquecida para generar mayor productividad, y es una excelente fuente de minerales, vitaminas y antioxidantes (y contiene 16% de proteínas). Las micro algas, en particular especies como la Spirulina y la Chlorella, también han sido usadas en suplementos alimenticios y en productos de salud, como batidos y colorantes naturales. En el proyecto EnAlgae, investigadores de Suiza y España descubrieron un protector solar natural derivado de algas y baba de pescado. Este producto natural no solo protege a la gente del sol, sino también a textiles y productos de exterior, como los autos. Los científicos se inspiraron en la habilidad de los peces y otras criaturas marinas para sobrevivir, a pesar de estar continuamente expuestos a los efectos adversos de los rayos UV.

Pero en el largo plazo, las aplicaciones más interesante para las algas serán en la industria. Esto también tiene una larga historia. Algunas especies de macro algas han sido utilizadas durante mucho tiempo en la producción de alginatos, agentes aglutinantes y agentes gelificantes. El desarrollo industrial de las macro algas no ocurre de la noche a la mañana. El director industrial de Olmix, Damien Berdeaux, explica las dificultades que enfrenta la industria. Por ejemplo, tienen una flexibilidad natural que obstaculiza la molienda de la materia prima. La apertura de la materia prima podría hacerse mejor con nuevas técnicas, como la presión mecánica en combinación con agentes químicos. Otro problema podría ser el contenido de sal de las algas, que podría producir graves problemas de corrosión en la maquinaria, por no hablar de la arena que podría ser muy abrasiva. Estos son los temas que están en investigación en el centro francés Ceva.

Leer también

Cosmética natural elaborada con algasMicroalgas, un combustible nuevo y prometedor

Red de información Algal

Mucha información útil que ha salido del proyecto EnAlgae ha sido publicada en la Red de Información Algal (AIN). La coordinadora de esta Red, Andrea Salimbeni, manifiesta: “La AIN tiene un rol en el desarrollo productivo y las iniciativas activas que podrían contribuir al crecimiento de las algas en Europa”. El sitio web de esta red contendrá información relevante, noticias y documentos, y posiblemente la primera base de datos pública de los actores europeos del mercado de algas. Desde centros de investigación hasta industrias usuarias finales, sociedades y compañías de consultoría.

La pregunta final para el director del Proyecto EnAlgae es que cambios en la política europea podría ayudar al sector de las algas. “Creo que el énfasis debería alejarse de los biocombustibles” dice Flynn. El valor de las algas es demasiado grande para quemarlas. En su opinión, necesitamos levantar las muchas barreras que limitan el uso de algas alimentadas con aguas grises. «La producción de biomasa de algas se vuelve mucho más rentable cuando se utilizan nutrientes de desecho». Esto es particularmente importante para la recuperación del fósforo. Y, como se expresó previamente, deberíamos utilizar todos los componentes de las algas, no solo los biocombustibles que podemos derivar de ellos.

Fuetne: Bio Based Press