Más del 80% de las áreas costeras irlandesas y las vías navegables interiores están contaminadas con plástico.

Investigadores de la Universidad de Dublín han encontrado una solución potencial para abordar los desechos de plástico: un nuevo material biodegradable que puede ser descartado diariamente de forma segura en recipientes de compost.

Un millón de botellas de plástico se compran en todo el mundo a cada minuto, pero menos del 15% terminan siendo recicladas, la mayoría de las cuales se destinan a basurales o ensucian el medioambiente.

Irlanda no es inmune a este problema con más del 80% de las áreas costeras y las vías navegables contaminadas de plásticos, lo que causa problemas a las personas y la vida silvestre.

Científicos del BEACON Bioeconomy Research Center, junto a colaboradores de otras instituciones científicas irlandesas descubrieron una mezcla de plástico biodegradable que se degrada por completo bajo las condiciones de un hogar típico.

Sus hallazgos fueron publicados en la revista de la American Chemical Society  Environmental Science & Technology .

El profesor Kevin O’Connor y la Dra. Tanja Narancic, BEACON y la Facultad de Ciencias Biomoleculares y Biomédicas de UCD , y el investigador de AMBER Dr. Ramesh Babu llevaron a cabo la investigación, junto con otros colaboradores europeos. 

Leer también

Adidas se une a la lucha contra los plásticos

El equipo mezcló 15 plásticos biodegradables diferentes para que funcionasen como plásticos comerciales pero que pudieran ser compostados en casa.

Descubrieron que mezclar ácido poliláctico (PLA), uno de los plásticos biodegradables más vendidos en el mercado pero que no es compostable en el hogar, con policaprolactona (PCL) creó un material que se degradó completamente en 60 días en condiciones típicas de compostaje en el hogar. 

También descubrieron que estos plásticos biodegradables podrían alimentar biodigestores anaeróbicos para producir biogás.  

Imagine colocar sus envases de plástico de desecho en un recipiente de compostaje doméstico que descompone el plástico y produce compost para su jardín“, dijo el profesor O’Connor.

Leer también

La onda verde llega al Tour de France

O si las compañías de recolección de residuos pudieran mezclar lo que hay en su cubo marrón con plástico estropeado por los inevitables desperdicios de alimentos y producir biogás para impulsar su flota o alimentar su hogar, ese es el futuro que sugiere este estudio“.

Un cisne usa basura plástica para construir su nido Crédito: Thue

El Dr. Ramesh Babu, miembro de AMBER y la Escuela de Física de TCD, agregó: “Hemos demostrado por primera vez que se puede mezclar plásticos para hacerlos más biodegradables pero a la vez, manteniendo la resistencia y las propiedades del plástico“.

Sin embargo, el profesor O’Connor advirtió que el estudio también encontró que solo dos de los 15 plásticos biodegradables analizados se descompusieron por completo en condiciones estándar de suelo y agua. 

Leer también

Cerveza envasada con bioplásticos para preservar los océanos

Por lo tanto, los plásticos biodegradables no son la panacea para la contaminación plástica y los plásticos biodegradables postconsumo deben manejarse cuidadosamente para evitar la contaminación y traer beneficios a la sociedad“, agregó.

Se estima que entre 5 y 12,5 millones de toneladas de plástico que terminan en los océanos cada año, son ingeridas por aves marinas, peces y otros organismos. Los expertos advierten que algunas de estos ya están llegando a la cadena alimentaria humana.

La Comisión Europea allanó el camino el mes pasado para que los estados miembros restrinjan el uso de productos plásticos de un solo uso sin infringir las reglas de mercado de la UE. 

Las propuestas, que exigen que se prohíban los artículos de plástico, incluidos los cubiertos y las pajitas, no establecen un plazo determinado. 

UCD.