Las autoridades de Costa de Marfil tienen previsto construir una planta de generación eléctrica de entre 60 y 70 megavatios alimentada con biomasa a partir de residuos de cacao en el marco de un plan para incrementar significativamente el uso de la biomasa para producir energía. La planta, que permitirá a Costa de Marfil diversificar sus recursos energéticos, se encuentra entre los cinco proyectos que obtendrán fondos de la Agencia de Comercio y Desarrollo de Estados Unidos (USTDA, por sus siglas en inglés), según ha indicado la Embajada estadounidense en el país.

Leer también

Al rescate de la cascarilla de soja: un valioso residuo agrícola

Esta supondrá la primera planta de biomasa de Costa de Marfil y será construida en la región sureña de Divo. La USTDA destinará 996.238 dólares (855.511 euros) para la realización de estudios de viabilidad.

A pesar de que el país produce cerca de 2 millones de toneladas de cacao anualmente, miles de toneladas de vainas acaban en la basura tras la extracción de los granos.

Leer también

Posadas: autorizaron licitación para planta de biomasa

Al contrario que otros países subsaharianos, Costa de Marfil cuenta con un buen suministro eléctrico, por lo que exporta electricidad a países como Ghana, Burkina Faso, Togo y Malí, entre otros. En este sentido, las autoridades tienen previsto ampliar las exportaciones a Liberia, Guinea y Sierra Leona.

Artículo publicado en Europapress.